Roberto Legazpi (Gespol): «Hasta que nos metan en la cárcel, nos vamos a reír un montón»

Roberto Legazpi (Gespol): «Hasta que nos metan en la cárcel, nos vamos a reír un montón»

Las bromas y los comentarios jocosos entre los personajes de la Trama Enredadera eran habituales, y en ellos se deducen aires de grandeza hasta el punto de tratar a Ulibarri de 'Dios'

Leonoticias Diario
LEONOTICIAS DIARIOLeón

La sorpresa en la Trama Enredadera es una escalera que parece no tener fin. Cada conversación teléfonica supera a la anterior, y cada orden, comentario o chascarrillo ofrecen una visión perfecta de la realidad del entremado corrupto.

Como avanza eldiario.es, en uno de los pinchazos telefónicos que han ido saliendo a la luz, los investigados hacen gala de saberse intocables, hasta el punto de hablar de 'Dios' en referencia a José Luis Ulibarri, y a gastar ciertas bromas sobre su presunta impunidad.

Tal es así que en una de las charlas Roberto Legazpi, de Gespol, comenta entre risas al delegado de esta empresa en Cataluña, José Alberto Bueno, (tras tratar el tema de cómo inflar costes en los contratos), que «esto es alucinante, hasta que nos metan en la cárcel, nos vamos a reír un montón».

La jerarquía está clara. «Entonces me pregunta, Dios claro [por Ulibarri], Dios habla con sus homólogos, si esa concejala, esa concejala de mierda de Palencia, que no sabe como se llama, si tendríamos, si tendríamos todo su apoyo, vale, entonces le he dicho, hombre entiendo que sí, digo con Paloma sé que está muy bien con Jose Alberto y tal, dice no tendríamos su apoyo, sí vale perfecto, tenemos su apoyo«. Pero como se apunta en eldiario.es, Bueno duda, y Legazpi teme haber errado: «No jodas tú, es que tira un trueno y me mata, no me jodas que no lo sabes, le he dicho a Dios que sí».

Bueno protagoniza un capítulo llamativo en su periplo por el Ayuntamiento de León. Tras visitar el Consistorio, donde mantuvo reunión con dos ediles, comenta que uno de los dos concejales se despidión «entre lágrimas», al tiempo que no dudó en señalar que éste «me va a chupar la polla».

Contenido Patrocinado

Fotos