https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

UPL ve razonable el adelanto electoral y subraya la «incapacidad» de los partidos de alcanzar acuerdos y evitarlo

Luis Mariano Santos, en una imagen de archivo. /
Luis Mariano Santos, en una imagen de archivo.

El secretario general Luis Mariano Santos confiesa que preferiría que las generales se convocaran después del 26-M

E.F.G.
E.F.G.León

La Unión del Pueblo Leonés abogaba porque la convocatoria de elecciones generales tuviese lugar después del 26 de mayo pero no ve con malos ojos el adelanto anunciado hoy para el 28 de abril por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El secretario general de los leonesistas, Luis Mariano Santos reconoció que considera razonable esa fecha «dentro de lo malo que supone un adelanto» y en cualquier caso celebró que no se haya optado por el 'super-domingo' que le parecía la peor de las posibilidades.

Santos remarcó que, al margen de las fechas, la situación generada que prácticamente obligaba a poner fin a la legislatura supone el reflejo de un «fracaso de todos» y pone de manifiesto la incapacidad de llegar a acuerdos que tienen los grandes partidos políticos.

Un hecho, dijo, que no invita al optimismo puesto que está convencido de que los resultados del 28-A no aportarán grandes diferencias respecto a los anteriores y volverán a presentar «una fragmentaión con muchas opciones políticas y diferentes foimas de ver la realidad de este país».

El líder leonesista insiste en que los grandes partidos «siguen empeñados en no entender el mensaje de los ciudadanos» y si no cambian de estrategia, dijo, «van a seguir castigando a los españoles a cada dos años volver a presentarse a una elecciones, algo que no es bueno para el país, ni para la economía del país. Lo bueno es tener un Gobierno con cierta estabilidad, firme, que pueda afrontar las tensiones territoriales e incidir en generar empleo y en crecer económicamente».

A Santos no le sirve el argumento económico que esgrimía el PP para optar por el 'super-domingo'. «Era al único que le interesaba mezclar absolutamente todo, sin claridad en el mensaje y llevar a votar en seis urnas; con lo que la higiene democrática quedaría en entredicho». Si se trata de justificar una posición en criterios económicos, añadió, «lo que no interesa para ahorrar es que cada cierto tiempo estemos en unas elecciones».

Respecto a la coincidencia de la campaña electoral con la Semana Santa, opina que no va a tener ninguna repercusión especial. «Los españoles están acostumbrados a estas citas y han aprendido a convivir con ellas con naturalidad», concluyó.