El PSOE denuncia que la Junta envía a abortar fuera de la provincia a tres de cada cuatro leonesas

Reunión de representantes del PSOE de León con colectivos femenistas./
Reunión de representantes del PSOE de León con colectivos femenistas.

La secretaria de Igualdad, Andrea Fernández, y el procurador socialista por León Álvaro Lora se han reunido este lunes con colectivos feministas para analizar la situación y reclamar soluciones

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El PSOE de León ha denunciado que la Consejería de Sanidad de la Junta envía fuera de la provincia a tres de cada cuatro leonesas que acuden al Sacyl para abortar dentro de los supuestos legales. Así lo han revelado la secretaria de Igualdad del PSOE de León, Andrea Fernández, y el procurador socialista por León, Álvaro Lora, que este lunes han mantenido una reunión con colectivos feministas (CCOO, Flora Tristán, Clara Campoamor, Trece Rosas y Adavas) para analizar la situación y reclamar soluciones al Ejecutivo autonómico del PP.

El Grupo Socialista en las Cortes, a través de su parlamentario leonés Álvaro Lora, presentó recientemente una batería de preguntas para que la Junta ofreciera los datos sobre interrupciones voluntarias de embarazo en la provincia ante las denuncias recibidas de que se estaban derivando fuera de León. La confirmación de este hecho se ha conocido este lunes en una información de un medio de comunicación de la comunidad (Diario de Burgos) que, citando fuentes oficiales, concluye que tres de cada cuatro mujeres que el pasado año recurrieron a la sanidad pública para abortar tuvieron que irse fuera de su provincia.

Según la misma información, el número total de leonesas que interrumpieron voluntariamente su embarazo el pasado año fue de 240 y, desde 2013, 1.097. La Consejería de Sanidad alega que las derivaciones a centros privados se deben a que todos los ginecólogos del Sacyl están declarados objetores de conciencia. En el caso de León, las interrupciones voluntarias de embarazo se desvían hacia Salamanca, a más de 200 kilómetros, con un coste de casi 100.000 euros en 2017 y un acumulado de 425.000 euros en cinco años.

La responsable de Igualdad del PSL-PSOE, Andrea Fernández, manifestó que, con la reunión mantenida, «pretendemos acercar a las asociaciones y colectivos con sensibilidad feminista esta información, porque consideramos que los datos representan una situación muy grave y que atenta frontalmente contra los derechos de las mujeres».

El procurador Álvaro Lora consideró «intolerable encontrar un solo caso de una mujer que quiera interrumpir de forma voluntaria su embarazo y que no pueda hacerlo en su provincia. Es un momento muy duro para una mujer y debería poder afrontarlo cerca de su entorno, si así lo desea».

Lora señaló que el PSOE «hará todo lo posible» para que las mujeres leonesas puedan abortar de forma voluntaria en la provincia de León y añadió que la Junta «está poniendo dificultades que impiden a las mujeres ejercer libremente sus derechos», lo que echa por tierra «todos los avances que se lograron en esta materia».

 

Fotos