La provincia de León ha perdido 1.757 empleos públicos en el último año

La provincia de León ha perdido 1.757 empleos públicos en el último añoGráfico

En Castilla y León, el descenso es de más de 10.000 trabajadores, siendo el Estado y la Junta las administraciones que más 'ajuste' han realizado

ICAL

Las administraciones públicas de Castilla y León daban empleo a un total de 162.742 trabajadores en enero de 2018, lo que supone 10.284 menos que los contabilizados en el mismo mes de 2009, cuando la recesión entró de lleno en la economía, con una merma porcentual del 5,9 por ciento en esos nueve años.

Los datos del boletín estadístico del personal al servicio de las administraciones públicas, difundidos por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y recogidos por Ical, reflejan que la Administración del Estado fue la que más efectivos perdió en el periodo de estudio, 5.554, un 13,8 por ciento menos, hasta arrancar el año con 34.794 trabajadores.

En cuanto a la Junta, inició 2018 con 84.498 empleados, un 3,7 por ciento menos que en el mismo mes de 2009, con 3.267 menos, en cifras absolutas. Las universidades públicas redujeron sus plantillas en 371 personas, un cuatro por ciento, hasta los 8.847 trabajadores.

Por lo que respecta a las administraciones locales, daban trabajo en el comienzo de 2018 a 34.603 personas, lo que supone una pérdida desde el comienzo de la crisis de 1.092 empleos, un 3,1 por ciento menos.

El número de empleados públicos de la Administración General del Estado se situó en enero de 2018 en la Comunidad en 11.458 personas, un 16,4 por ciento menos que a comienzos de 2009. Asimismo, las Fuerzas Armadas vieron descender sus efectivos en Castilla y León un 12,4 por ciento durante esos años, hasta los 8.841. Los entes públicos asumieron el mayor impacto, con una reducción de su personal en un 56,9 por ciento, hasta los 1.684 empleados. Por el contrario, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, contaban este año con 9.088 trabajadores en Castilla y León, con un aumento del 1 por ciento; y la Administración de Justicia ganó un 2,3 por ciento de efectivos, hasta los 3.723.

Un análisis del personal de la Junta de Castilla y León revela que las consejerías empleaban a comienzos de este año a 19.836 trabajadores, lo que supone un 9,6 por ciento menos que en 2009. Asimismo, el personal docente no universitario estaba integrado por 30.689profesores, con un descenso en los años de estudio del 2,5 por ciento. Por su parte, el personal sanitario también sufrió el impacto de la crisis, con un descenso del 1,1 por ciento, hasta los 33.973.

Acabó el ajuste

Los datos que maneja el departamento que dirige Meritxell Batet reflejan que las diferentes administraciones parecen haber concluido los ajustes de personal frente a los ejercicios más duros de la crisis, ya que en todas las administraciones se registró una evolución positiva, frente a los recortes precedentes. De esa forma, la Comunidad ganó 1.207 trabajadores públicos en total en 2018 frente al año anterior.

En este sentido, la Administración del Estado ganó 90 trabajadores y la Junta, 192, mientras que las administraciones locales contrataron a 825 personas más; y las universidades, a 100.

Provincias

Por provincias, el conjunto de las administraciones públicas redujo sus plantillas desde 2009, en Salamanca (donde daban empleo a 23.620 persona en enero de 2018), un 7,2 por ciento, idéntica evolución porcentual que en Valladolid (34.615); en Zamora (11.112), un 6,1 por ciento; en León (29.286), un 6 por ciento; en Palencia (10.539), un 5,7 por ciento; en Burgos (22.529), un 5,6 por ciento; en Ávila (11.066), un 4,2 por ciento; en Segovia (12.046), un 3,8 por ciento; y en Soria (7.929), un 3 por ciento.

Contenido Patrocinado

Fotos