La provincia de León ya financia otras economías con más de 5.000 millones de euros de su ahorro

La provincia de León ya financia otras economías con más de 5.000 millones de euros de su ahorroGráfico

León es también la única provincia de la comunidad en la que descendieron los depósitos, un 1%, con 11.848,5 millones de euros

ICAL

El conservadurismo se adueña de la economía de Castilla y León, que sigue apostando por el ahorro frente a la inversión pese a la supuesta salida de la crisis. Los datos que maneja la Dirección General de Estadística de la Junta, revelan que Comunidad potenció en 2018 su situación excedentaria de un ahorro financiero que se traslada a otros territorios más dinámicos de España. En concreto, los depósitos bancarios al cierre del año pasado superaban en 24.339,4 millones de euros a la inversión crediticia, el máximo histórico, según los datos elaborados por Ical.

Las créditos bancarios se situaron al cierre del cuarto trimestre del año, en 43.100,7 millones de euros en la Comunidad, según la Junta, lo que supone una merma del cinco por ciento respecto a 2017. Habría que remontarse al año 2004, para encontrar una cifra más baja, cuando se contabilizaron 41.871 millones. La inversión crediticia en la Comunidad alcanzó su cénit en el ejercicio 2008, cuando sumó 77.278 millones de euros.

Por el contrario, los depósitos bancarios de los castellanos y leoneses, su ahorro, alcanzó al final del año pasado los 67.440,1 millones de euros, con un aumento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior del 1,3 por ciento, otro máximo de la serie histórica.

Cabe recordar que Castilla y León fue una autonomía tradicionalmente ahorradora hasta 2005, cuando los créditos superaron por primera vez a los depósitos en 6.451,2 millones. Sin embargo, tornó de nuevo a su condición de ahorradora en 2013, tras años de dura recesión económica, cuando los depósitos superaron al crédito en 9.848,2 millones. Esta cifra se ha ido incrementando año tras año los últimos ejercicios, pese a experimentar la economía de Castilla y León crecimientos en todos ellos, con 12.787,1 millones en 2014; 16.038,7 en 2015; los 17.980,4 en 2016; 21.181,7 en 2017; y 24.339,4 en 2018.

Propuesta empresarial

El presidente Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, denunció que el receso del crédito responde a la paralización de las inversiones ante la situación de «inestabilidad e inseguridad política» que vive España. «Hasta que no haya un mapa claro de la situación no se recuperará el crédito porque la gente está a la espera de lo que pasa», dijo a Ical.

El dirigente patronal cagó contra la situación generada durante el último año por el Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez, lo que unido a dos procesos electorales «muy seguidos, en los que se votará de todo», generan una situación de «incertidumbre» que constituye «el peor escenario para el mundo empresarial».

En este contexto, develó que «se para todo» sobre todo porque «el dinero es muy miedoso dioso» en una situación con medidas impulsadas desde el Gobierno «nada buenas». «Hay un montón de miles de millones esperando a las puertas de España para entrar a la espera de que se solucione la situación y se ponga al frente del país un gobierno que otorgue estabilidad y seguridad», dijo.

Santiago Aparicio insistió en que si se produce una repetición tras las elecciones del Gobierno actual, la situación crediticia en 2019 «puede que siga bajando». «Nos echamos a temblar porque no habrá ni una inversión, porque no habrá garantías, freirán a impuestos al empresario y aprobarán una contra reforma laboral durísima. Sería el peor escenario», dijo. Así, advirtió de la necesidad de un Ejecutivo estable sin nacionalistas ni extrema izquierda, para afrontar los cuatro próximos años con una «situación radicalmente distinta a la vivida el último ejercicio».

Aparicio también comentó que la situación de recesión que se vive en otras zonas de Europa y Asia, «no se nota en España», por el importante gasto del Estado «cada viernes», pero advirtió de que ese dinero puede generar un enorme déficit y «podemos salir enormemente perjudicados». «Vamos a una situación de incrementar el déficit, todo lo contrario de lo exigido por Europa», constató.

Por último, dejó claro que la bajada de la inversión crediticia no responde a la falta de crédito, porque dinero hay y «a precios muy buenos»; pero hay sectores que todavía están en pérdidas, y otros fundamentales como el comercio, que atraviesan una situación caótica por la venta en Internet. Asimismo, constató que existen dentro de los servicios actividades que aún no han llegado a una situación estable; y la industria, que creció con fuerza, «se ha estancado y no sube».

Provincias

Todas las provincias de la Comunidad presentan una mayor volumen de ahorro que de crédito. Los datos reflejan que la diferencia entre créditos y depósitos era más alta el año pasado en León, con 5.073,8 millones de euros, seguida por Burgos, con 3.463,4; y Salamanca; 3.456,4.

Asimismo, los fondos para financiar otras economías captados en la Comunidad, sumaron 2.298,8 millones de euros en Palencia; 2.703 millones en Zamora; y 2.094,7 en Valladolid. La provincia abulense sumó 1.962,4 millones de euros más en depósitos bancarios que en créditos; mientas que en Soria alcanzaron los 1.573,6 millones, y en Soria, los 1.710,8.

La inversión crediticia se redujo en 2018, en Burgos (7.257,3 millones de euros), un 8,6 por ciento; en Palencia (2.401,8 millones), un 6,8 por ciento; y en Valladolid (12.354), un 6,1 por ciento. Además, descendió en León (6.774,6 millones de euros), un 4,2 por ciento; en Soria (1.645,3 millones), un 3,8 por ciento; en Ávila (2.216,8), un 2,6 por ciento; en Salamanca (5.566,4), un 2,2 por ciento; en Segovia (2.608,8), un 1,5 por ciento; y en Zamora (2.275,2), un uno por ciento.

En cuanto a lo depósitos, sólo bajaron en León (11.848,5 millones de euros), un uno por ciento; mientras que crecieron más en Valladolid (14.448,7 millones), un 3,6 por ciento; Palencia (4.700,7), un 2,5 por ciento; y Zamora (4.978,2), un 2,3 por ciento. Asimismo, se elevaron en Burgos (10.720,7 millones de euros) y Salamanca (9.022,9 millones), un 1,2 por ciento, en ambos casos; en Soria (3.356,1 millones), un 0,6 por ciento; en Segovia (4.182,5), un 0,4 por ciento; y en Ávila (4.179,3), un 0,2 por ciento.