La progresiva liberalización de los derivados del cannabis beneficia la apuesta de ADL Bionatur

Vista de la planta de ADL Bionatur en León. / Noelia Brandón

La planta leonesa confía en jugar un papel capital en el mercado, basando en tres pilares su cartera de negocio

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Mucho ha cambiado la planta de Antibióticos de León desde que ADL Bionatur aterrizara en 2004. De no tener trabajadores a contar con algo más de 300, la firma basa la clave de su futuro en la creación de un porfolio propio, una cartera de producto suficiente para tener un peso específico en el mercado.

La CEO de ADL Bionatur, Pilar de la Huerta, avanzó en la sede leonesa que la apuesta se basa en tres líneas relevantes.

La primera de estas líneas se basa en los moduladores de probiota, donde ADL cuenta con el conocimiento aportado los trabajadores del antiguo grupo Bionaturis, la empresa reenfoca esta sabiduría para aplicación humana. «La intención es seguir desarrollando productos en esta línea porque todavía hay mucho hueco en el mercado», declaró De la Huerta.

La segunda iría por la creación de una plataforma tecnológica propia para desarrollar procesos de fermentación de diversos tipos de productos. «La idea es centrarnos en productos como aditivos y complementos alimentarios en función de la escasez, desarrollados desde la fermentación».

La tercera línea, la que «posiblemente está causando más revuelo», es la de crear derivados del cannabis por fermentación. «Nos centramos en su uso terapéutico, es un mercado que se está liberalizando en muchos países, pero la síntesis química es cara, compleja y contaminante, por lo que nosotros queremos dar una alternativa a la planta desde la fermentación. Hay muchos jugadores en este mercado, pero el proyecto va bastante bien», concluyó Pilar de la Huerta.

Temas

León