El profesorado denuncia el retraso hasta 2020 de la jornada de 35 horas y piden una «compensación»

Imagen de un aula./
Imagen de un aula.

El sector docente destaca que esta norma, que entró en vigor para los funcionarios públicos de la Junta en junio de este año, iba a hacerse efectiva en la educación en septiembre, pero el cambio de Gobierno autonómico lo ha aplazado hasta 2020 | Esta medida reduciría la «elevada» bolsa de interinos y afirman que esperan de la nueva consejería una actitud «más dialogante»

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

«La Junta ha incumplido su palabra y está cometiendo una ilegalidad». Así de tajante se muestra el profesorado público leonés al conocer que la aplicación de la jornada laboral de 35 horas, implementada en todos los funcionarios públicos desde el 1 de julio de 2019, llegará al sector docente en septiembre del 2020.

Pese a que la palabra de la administración autonómica era comenzar a aplicar esta nueva jornada laboral en el inicio del curso escolar, es decir, desde el 1 de septiembre de 2019, no será así y se deberá esperar un año más. El motivo esgrimido desde la Consejería de Educación, según fuentes sindicales, es «las recientes elecciones autonómicas».

«Había un borrador, pero quedó en eso, en un boceto. No pasó de ahí y el 1 de septiembre seguiremos con la jornada de 37 horas y media mientras que el resto de funcionarios tendrá su nuevo jornada de 35 horas. No pedimos nada extraño, sólo lo que nos corresponde», señala Cristina Espinosa, responsable de educación de UGT en León.

Pese a ello, no se quedarán de brazos cruzados. Los profesores pedirán una compensación en forma de «clases y horas libres» a causa de no poder disponer de esta jornada laboral, situación que, apunta Espinosa, es una «ilegalidad». «Hay una normativa de que todo el personal público de la Junta debe de tener jornadas de 35 horas semanales que, con nosotros, no se va a cumplir», asegura.

La bolsa de interinos podría reducirse con las 35 horas

Esta medida, de implementarse, ayudaría a reducir la gran cantidad de profesores interinos existente en la actualidad, con un ratio del 25% cuando la promesa desde la consejería de Educación era «reducirla hasta, en torno, al 8%». No son capaces de estimar en cuánta proporción se podría reducir dicha bolsa de interinos con la aplicación de la jornada de 35 horas, pero están seguros que sería menor ya que «alguien debería complementar esas horas que cada docente dejaría de trabajar por ley».

En la actualidad, en la provincia hay en torno a 5.000 profesores, de los que el 75%, unos 3.750, son docentes con plaza y más de 1.200 son interinos. «Los interinos no tienen calidad de vida cuando trabajan. En ocasiones, te mandan a otras provincias a cubrir cinco o seis horas con remuneraciones que apenas te dan para el alquiler de un piso», señalan desde UGT.

«Pedimos diálogo, no decisiones unilaterales»

Este es uno de los problemas del profesorado leonés actualmente, además de la itinerancia de las especialidades de música, inglés o educación física. En el medio rural, estos docentes cubren varios centros y «el transporte corre por cuenta del profesor». «La gasolina, las posibles averías mecánicas, el transporte... Todo corre a cuenta del profesor. No es justo», añade Espinosa.

Por último, y de cara a esta nueva legislatura en la Junta, la petición desde UGT León es muy clara: «Pedimos diálogo». «En los últimos cuatro años, las decisiones se han tomado de forma unilateral, como por ejemplo el biligüismo o la administración de medicamentos por parte de profesores. Pedimos diálogo, que se sienten a hablar con nosotros. Entiendo que es verano, pero de momento no ha habido una convocatoria de reunión. Empezamos con mal pie con esta nueva consejera, pero estamos a tiempo de cambiar las cosas», concluye Cristina Espinosa.