Prisión por robar en un apartamento turístico de la calle Ancha y pagar su estancia con una tarjeta falsa

Letrero indicador de un apartamento turístico en León. /
Letrero indicador de un apartamento turístico en León.

El acusado, que será juzgado el 23 de mayo, robó objetivo valorados en casi 1.000 euros, como un televisor, una cafetera y una colcha

A.C.
A.C.León

El Juzgado de lo Penal nº1 de León juzgará el próximo 23 de mayo a las 11:30 horas a un varón que se enfrenta a pena de cárcel por robar y dejar sin abonar una estancia en un apartamento turístico de la capital leonesa.

Según el escrito de calificaciones previas, los hechos se remontan al 20 noviembre de 2016 cuando el acusado reservó a través de Booking un apartamento turístico situado en la calle Ancha, por el importe de 78 euros con desayuno incluido.

Para ello, facilitó el número de una tarjeta de crédito Visa, consciente de que no iba a poder cargarse en ella el importe. Ese mismo día, la propietaria de los apartamentos le remitió un mensaje con el código de desbloqueo, ocupando el acusado apenas horas después el apartamento.

Por la noche, la propietaria comprobó que no podía realizar el cargo en la tarjeta, contactando con el acusado telefónicamente y concertando una cita para el día siguiente, tras haberse comprometido a realizar el pago en efecto.

Sin embargo, al acudir al apartamento a las 10:00 horas, la propietaria comprobó que no había nadie y que además el acusado se había apoderado de varios objetivos, como un altavoz, una colcha, un televisor, una cafetera, un secador y dos fósiles decorativos, todos ellos tasados en 964 euros.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de hurto y de un delito leve de estafa y solicita para el acusado 12 meses de cárcel y una multa de 10 euros diarios durante dos meses. El acusado además deberá abonar a la propietaria del apartamento los 964 euros por los objetos robados y los 78 euros que no abonó por la estancia.

La defensa se muestra disconforme con el relato de la Fiscalía, niega los hechos y solicita la libre absolución de su cliente.