https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Policía Local de León pone en marcha una nueva campaña para fomentar el uso del cinturón de seguridad

Imagen de archivo de un control de cinturón de la Policía Local. /César
Imagen de archivo de un control de cinturón de la Policía Local. / César

El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de León, Fernando Salguero, ha destacado la importancia de poner en marcha de nuevo una Campaña Especial sobre Cinturón de Seguridad y Sistemas de Retención Infantil

Leonoticias
LEONOTICIAS León

El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de León, Fernando Salguero, ha destacado la importancia de la campaña y del uso de sistemas de retención homologados y cinturones de seguridad pues se ha demostrado que reducen los efectos en los accidentes.

La campaña se desarrollará desde mañana hasta el domingo, con el fin de concienciar de la importancia que tiene el uso de sistemas de seguridad no sólo en las vías interurbanas sino también en las vías urbanas. Según los datos de Tráfico, un 22% de los fallecidos y el 10% de los heridos usuarios de turismos y furgonetas no utilizaban el cinturón de seguridad en las vías interurbanas, como ha indicado Salguero.

La campaña se realizará en León por la Policía Local colocando controles en distintos puntos de la ciudad. Se prestará especial atención en los horarios de entradas y salidas de colegios observando la conducta de los padres que llevan a sus hijos al colegio.

Los controles se realizarán en las vías urbanas de la ciudad y todos los agentes de la Policía Local, aunque no formen parte de los controles, realizarán esta tarea denunciando las infracciones que observen. Fernando Salguero añadió que la sanción de este tipo de infracciones supone 200 euros y tres puntos de carné.

El concejal de Seguridad y Movilidad ha explicado que los objetivos de esta campaña son: lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla, por un lado; y concienciar a los ciudadanos de la importancia de utilizar los cinturones de seguridad también en vías urbanas, tanto en los asientos delanteros como en los traseros, ya que la circulación en la ciudad constituye el primero de los escenarios donde el conductor inicia la adquisición de hábitos y costumbres. La proporción de conductores y pasajeros que llevaban puesto el cinturón, o niños con SRI, cuando circulaban por vías interurbanas es significativamente superior al observado cuando circulaban pos vías urbanas; igualmente el uso del cinturón en los asientos delanteros en mayor que en los traseros.

El cinturón

Es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. El airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad y el airbag están pensados para funcionar de forma complementaria.

No utilizarlo en los asientos traseros supone un gran riesgo, ya que en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta ocho veces mayor. Protege tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas.

A 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad suele llevar fatalmente aparejado resultado de muerte o lesiones graves. El cinturón alcanza una máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

No llevar puesto el cinturón de seguridad es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores de riesgo en la carretera.

Sistemas de retención infantil (SRI)

Está prohibido llevar a un niño en brazos y utilizar el mismo cinturón de seguridad para protegerle. Además, hay que asegurarse de que la silla está bien instalada, adaptar el reposacabezas y los arneses de la silla a medida que el niño vaya creciendo. Son obligatorios para niños con una altura inferior a 1,35 m. (alrededor de 12 años).

Recomendable hasta los 1,50 metros de estatura. En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda central ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera. La silla siempre tiene que estar homologada, con la etiqueta con la E que indica para qué vehículos es válida y el peso de los niños que pueden utilizarla.