https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Podemos supedita su acuerdo con Diez a no aplicar la disciplina de voto y una auditoría externa en el Ayuntamiento de León

Reunión entre Podemos-Equo y el Partido Socialista. / Inés Santos

El Partido Socialista gobernará en solitario el Ayuntamiento de León hasta septiembre, a la espera de sellar el acuerdo y la consulta a las bases de la formación morada, que tendrá que decidir la entrada en el equipo de gobierno y si asume la Concejalía de Participación Ciudadana

Rubén Fariñas
RUBÉN FARIÑASLeón

El acuerdo está cerca, pero dotar de actividad y contenido a la ciudad apremia y obliga a iniciar el camino por separado.

El nuevo Ayuntamiento de León echará a andar el próximo lunes con el pleno de organización que acogerá San Marcelo. En esta cita, el equipo de gobierno estará formado exclusivamente por el Partido Socialista a la espera de cerrar un acuerdo programático con Podemos-Equo, que tomaría la Concejalía de Participación Ciudadana en el siguiente pleno, ya en el mes de septiembre.

La primera toma de contacto entre ambas formaciones ha tenido lugar este lunes. José Antonio Diez y varios concejales socialistas se han reunido con representantes del partido de Pablo Iglesias, con el concejal Nicanor Pastrana a la cabeza.

«Vamos a darnos un tiempo para estudiar un acuerdo programático y afianzar un acuerdo fuerte y potente, que es lo que necesita la ciudad para trabajar estos cuatro años», ha subrayado la portavoz municipal, Evelia Fernández, quien aseguraba que la fecha para el pleno de organización se mantenía en el 22 de julio porque «la ciudad no puede estar paralizada».

Entendimiento y predisposición

La concejala ha mantenido su respeto a la estructura de partido de Podemos y ha abierto la disposición del Partido Socialista a trabajar con la formación morada por León. «Trabajar por que esta ciudad se levante y desaparezcan los nubarrones que nos han mantenido en penumbra».

Misma sintonía ha señalado Nicanor Pastrana, que ha destacado el «entendimiento máximo, predisposición estupenda» y sostenía la idea de que el municipio no puede permanecer parado.

La falta de tiempo obligará a que el concejal se mantenga fuera del equipo de gobierno al menos hasta septiembre, donde se tomarán las medidas oportunas para redistribuir competencias si el acuerdo entre ambos ve la luz. «Yo creo que conseguiremos cerrar el acuerdo y, siempre y cuando las bases nos den el visto bueno, estamos seguros de que la asamblea nos dará el visto bueno».

Reunión entre ambas formaciones.
Reunión entre ambas formaciones.

Los puntos de debate

Los puntos más calientes del programa que deben firmar Podemos y Partido Socialista están en la exigencia de la disciplina de voto como miembros del equipo de gobierno, algo que rechaza el edil 'morado' y solicitar una auditoría externa en el Ayuntamiento de León. «Son dos asuntos de calado, pero con la predisposición y la necesidad de levantar a esta ciudad vamos a alcanzarlo».

Las conversaciones seguirán en los próximos días y calculan que antes de que finalice este mes el acuerdo programático estará cerrado. Será entonces cuando Podemos abra una consulta interna entre la base para aprobar dicho documento y su entrada en el gobierno municipal, que se haría efectiva en el pleno del mes de septiembre.