https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Piden año y medio de cárcel y dos años de inhabilitación para seis hosteleros del Húmedo por el exceso de ruido

Piden año y medio de cárcel y dos años de inhabilitación para seis hosteleros del Húmedo por el exceso de ruido

El exceso de ruido provocó estrés emocional en una vecina, que se mantuvo de baja 253 días y dos años en tratamiento | En el domicilio se llegaron a registrar valores que alcanzaban los 52 decibelios

A.C.
A.C.León

La Audiencia Provincial juzgará a los seis dueños de un local de copas situado en la calle Plegarias del Barrio Húmedo como autores de un delito contra el medio ambiente y de lesiones por superar los niveles de ruido legales.

El exceso de ruido provocó estrés emocional en una vecina, que se mantuvo de baja 253 días y dos años en tratamiento. Los acusados se enfrentan a año y medio de cárcel, a multas de 4.500 euros y a dos años de inhabilitación.

Según el escrito de calificaciones previas, los seis acusados regentaron bajo una mercantil el pub desde finales de 2003 al 2011 , periodo en el que el local no contaba con la licencia ambiental correspondiente exigida por legislación.

Un periodo en el que los ruidos de música procedentes del local superaban el límite permitido de 30 decibelios, realizándose hasta ocho mediciones desde una vivienda colindante, registrándose valores que incluso alcanzaban los 52 decibelios, lo que llevó al Ayuntamiento de León a incoar varios expedientes sancionadores.

Unos hechos que afectaron a la vida de descanso y a la salud de una pareja residente en el domicilio colindante, con especial incidencia en la mujer que sufrió manifestaciones somáticas con afectación multiorgánica y estrés emocional.

Dolencias que requirieron de tratamiento farmacológico, tardando en curar 618 días, de los que 253 estuvo impedida para el desarrollo de su actividad habitual.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito contra el Medio Ambiente, por el que solicita a cada acusado una pena de seis meses de prisión, el pago de una multa durante 15 meses a razón de 10 euros diarios y la privación durante dos años de trabajar en el sector de la hostelería.

Además, entiende que los seis acusados son autores de un delito de lesiones por el que pide un año de prisión y el pago en concepto de indemnización de 27.130 euros a la víctima.

Las defensas

Por su parte, la defensa de los dos acusados que adquirieron el traspaso del negocio del local reconoce la existencia de una denuncia en diciembre de 2003 por parte de la víctima, ante la que procedieron a la insonorización completa del local.

Unas obras que, según continúa, fueron homologadas por la Universidad de León y el Ayuntamiento de León, que autorizó la apertura del local en 2004 bajo un nuevo nombre.

De esta forma, cuando entra en funcionamiento el nuevo negocio, el local cumple con la normativa exigida. Posteriormente, se solicita la licencia a Bar Especial, que se logra en 2008, no constando ninguna denuncia en ese intervalo de tiempo.

Precisamente, en 2008 y como consecuencia de los daños estructurales en el inmueble, reaparecen problemas de ruido, lo que obligó a llevar a cabo nuevas obras de insonorización. Momento en el que además la sociedad hizo al matrimonio una oferta de compra de su piso por importe de 240.000 euros frente a los 40.000 euros que habían desembolsado por adquirir su vivienda.

En cualquier caso, continúa la defensa, a partir de 2009, sus clientes ceden el negocio a un tercer acusado, por lo que solicita la libre absolución de su clientes teniendo en cuenta que las bajas médicas de la denunciante son posteriores al 2010.

Tercer acusado que niega la firma de contrato de arrendamiento al igual que el resto de los cuatro acusados, que rechazan cualquier responsabilidad y solicitan su libre absolución.