https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Los pensionistas reclaman a Sánchez que derogue la ley del PP de 2013 y ejecute la reforma del sistema

Concentración a las puertas de la Subdelegación. / Noelia Brandón

Un centenar de jubilados se plantan ante la Subdelegación del Gobierno para pedir que se aplique el IPC real, que afectaría a nueve millones de familias, y la fórmula para que la pensión mínima ascienda a los 1.080 euros

RUBÉN FARIÑASLeón

Valoración positiva de los sindicatos tras el principio de acuerdo en la revalorización de las pensiones en el Pacto de Toledo. Valoración positiva, pero insuficiente, ya que el siguiente paso debe ser revocar la ley del PP de 2013 aprobada «sin consenso y con rechazo social».

Por ello, los pensionistas han vuelto a salir a la calle para exigir ante la Subdelegación del Gobierno la actuación de Pedro Sánchez, apoyado en los partidos de izquierdas.

El encargado del sector por parte de Comisiones Obreras, Francisco Rodríguez, esperan que el presidente derogue esa reforma y equilibre la estructura financiera del sistema, con más ingresos por cotización, más empleo y más calidad que permitan obtener ingresos reales que se destinen al sistema de pensiones.

UGT, con sus secretario provincial, ha recordado que los mayores han sido «el brazo económico» de las familias durante la crisis y es hora de aplicar un IPC real, «que dure y perdure»; y más en una provincia con pensiones bajas como León. Actualmente, hay 142.000 leoneses jubilados, la cifra más alta de Castilla y León, y el dinero que reciben «no es la más alta de la comunidad y sí una de las más bajas de España».

En caso de llevar a cabo la mejora basada en el IPC, nueve millones de familias se verían beneficiadas de esta medida. Más complicado será alcanzar la pensión mínima de 1.080 euros, una propuesta que tiene dos puntos de vista en los sindicatos. Mientras que en CCOO piden no ser «demagogos» y pedir esa subida sin tener financiación, desde UGT si ven factible la cantidad, siempre y cuando se busquen las fórmulas de ingresos en la cotización a la Seguridad Social, con impuestos -como el de la banca- que generen más riqueza.

De momento, y hasta que se lleve a efecto las reformas propuestas en el Pacto de Toledo, los mayores volverán a estar en las calles, de manera creciente, para mantener el pulso y garantizar el futuro de las pensiones.

 

Fotos