El PP ve en las palabras de De Santiago-Juárez un ataque a la dirección del partido

Alfonso Fernández Mañueco junto a De Santiago-Juarez, en las Cortes./Rubén Cacho
Alfonso Fernández Mañueco junto a De Santiago-Juarez, en las Cortes. / Rubén Cacho

«No tiene sentido, no se lo dijo ni a sus compañeros en el Ayuntamiento, lo único que pretendía es atacar a Mañueco», aseguran

J. Calvo
J. CALVOLeón

José Antonio de Santiago-Juárez es «un resentido». Lo afirman sus propios compañeros de partido que ven en sus palabras «una venganza» en forma de «patata caliente» y de «dardo envenenado» hacia la actual dirección del PP en Castilla y León con Alfonso Fernández Mañueco a la cabeza.

Para los populares «no tiene sentido plantear algo que él nunca se atrevió a plantear desde la consejería de Presidencia. Si lo hace ahora es para putear».

Y van más lejos en sus críticas porque, según se advierte desde las fuentes populares consultadas por leonoticias, él «ni tan siquiera se lo comentó a sus compañeros de partido en el Ayuntamiento. Va por libre en este tema».

Desautorizado

De ahí que el PPCyL no tardara en la jornada de este martes en hacer público un comunicado en el que desautorizaba al hoy concejal remarcando al mismo tiempo que en la reforma del Estatuto no habrá debate sobre la capitalidad.

En esa línea se alude a razones de peso: «No se puede reabrir un debate que divide y rompe la comunidad. Se trata de unir, no de romper».

En todo caso se advierte que el 'poder' de De Santiago-Juárez para plantear este tipo de cuestiones es «residual» y que el debate sobre la capitalidad se «enfriará» porque «ni el PP ni el PSOE a nivel autonómico lo van a alimentar».