https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Pablo Fernández: «Como sigamos así, del pisito al derecho de pernada... vamos a volver al siglo XIV»

Pablo Fernández, durante la rueda de prensa. /S. Santos
Pablo Fernández, durante la rueda de prensa. / S. Santos

El secretario general de Podemos ha lamentado que Ciudadanos ha llevado la «degeneración política» a Castilla y León y considera «impresentable» que un presidente de las Cortes que «cobra un sueldazo utilice ese piso»

I. SANTOS
I. SANTOSLeón

«Infame, me parece infame». Así de rotundo se ha mostrado el secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández en relación al piso presidencial que utilizará el presidente de las Cortes, Luis Fuentes.

Pablo Fernández ha lamentado que Ciudadanos ha llevado la «degeneración política» a Castilla y León y considera «impresentable» que un presidente de las Cortes que «cobra un sueldazo utilice ese piso». Por parte de Podemos, Fernández ha insistido en que «como se gaste un solo céntimo en ese piso haremos todo lo posible para que lo abandone en el mismo momento».

El líder de Podemos ha explicado que se enteró tras esta ocupación de que existía este domicilio, y ha sido muy crítico con Luis Fuentes y el partido. «Como sigamos así, del pisito al derecho de pernada... vamos a volver al siglo XIV», ha lamentado.

Un hecho que ha calificado en varias ocasiones de «infame» y que ha criticado al tratarse de una persona que «tiene un sueldazo». Pablo Fernández le ha dicho al presidente de las Cortes que «si quiere un piso en Valladolid se lo alquile».

Una acusación clasista

De la misma manera, Pablo Fernández ha tachado al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, de «clasista» tras haberse enzarzado a través de la red social Twitter con el portavoz de la Junta, consejero de Regeneración y Transparencia, y haber declarado que «algunos dan la sensación de no haber comido caliente en su vida».

El líder de la formación morada consideró que «el alcalde de Valladolid tiene demasiado ansia de protagonismo, debería dedicarse más a hacer políticas para su ciudad y menos a Twitter» y calificó de «vergonzoso» que «alguien que pertenece a un partido obrero haga comentarios tan clasistas».