Pablo Fernández apuesta por la fórmula de Unidos Podemos y asegura que salen a ganar

El portavoz del Grupo Podemos, Pablo Fernández, durante la Junta de Portavoces de las Cortes./Cacho
El portavoz del Grupo Podemos, Pablo Fernández, durante la Junta de Portavoces de las Cortes. / Cacho

El secretario autonómico de Podemos cree que Sánchez podría haberse decantado por el 'superdomingo' del 26 de mayo para evitar un mayor gasto al erario público

ICAL

El secretario autonómico de Podemos y candidato a la Presidencia de la Junta, Pablo Fernández, apostó este viernes por la fórmula de Unidos Podemos para las elecciones generales, que se adelantan al 28 de abril, y argumentó que es lo «lógico y sensato» porque ha dado unos «muy buenos resultatos» en el ámbito nacional. Además, señaló que a su juicio se debería mantener la misma nomenclatura de este bloque progresista, si bien aputnó que es algo que deberá refrendar la dirección del partido.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces, Pablo Fernández defendió el adelanto electoral después de que prosperaran las enmiendas a la totalidad presentadas contra el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año. Señaló que este hecho es una «málisima noticia», puesto que eran los «más sociales» de la historia reciente y mejoraban la vida de los ciudadanos.

Por ello, Pablo Fernández señaló que era una «necesidad» convocar elecciones y llamar a los ciudadanos a votar en las urnas. No obstante, apuntó que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, podría haber hecho coincidir las generales con las autonómicas, municipales y europeas, previstas para el 26 de mayo. En esta opinión, aseguró, se basa en una cuestión económica, puesto que habría evitado un gasto al erario público.

Asimismo, Fernández garantizó que en su partido están «preparados» para afrontar la cita con las urnas y calificó de «acierto» la decisión de su secretario general, Pablo Iglesias, y la dirección nacional de celebrar las primarias para hacer frente a cualquier eventualidad, como esta, que ha desembocado en el anuncio del adelanto electoral, acordado por un Consejo de Ministros extraordinario y comunicado a primera por Pedro Sánchez.

Por tanto, Pablo Fernández recalcó que Podemos sale a ganar las elecciones y a profundizar en los cambios que ya ha logrado, como la subida del salario mínimo interprofesional, la indexación de las pensiones a los precios o las medidas contra la violencia machista, junto con las iniciativas para pinchar la burbuja del alquiler. Así, reivindicó a su partido como una herramienta para el cambio y para avanzar hacia un país más «justo», igualitario y mejor.

Acuerdos

Por otra parte, el secretario autonómico de Podemos reconoció ser más pesimista ahora que hace unas semanas con la posibilidad de alcanzar un acuerdo con Izquierda Unida para presentar en confluencia en las próximas elecciones autonómicas, a pesar -dijo- de los «meses» de diálogo que han mantenido. Recalcó que las primarias conjuntas era un «escollo» que él daba ya por superado y advirtió de que la lista «plancha» de Adelante Andalucía, negociada por IU e Izquierda Anticapitalista, dejó fuera a grupos como Equo.

Por ello, Pablo Fernández apostó por aglutinar y dar voz a los diferentes colectivos y grupos ciudadanos, ya que consideró que lo ocurrido en Andalucía es la «antítesis» a la idea de «abrirse» y ser «porosos» a la sociedad. Aunque confió en poder alcanzar un acuerdo, admitió su pesimismo e insistió en no excluir a ninguna organización.

También se refirió a los contactos entre Valladolid Toma la Palabra y Podemos, si bien apuntó que la negociación corresponde a la dirección vallisoletana, que recalcó tiene en este asunto «autonomía». En ese caso reconoció que existen cuestiones políticas «de calado» que enfrentan a las dos formaciones, tanto sobre el soterramiento del ferrocarril, como sobre la ordenanza municipal, que consideró es «mordaza».