https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Del Olmo recoge el guante del 15N y traslada su compromiso para tejer un plan global para reindustrializar León

Manifestación del 15 de noviembre en León. / Peio

CCOO y UGT insisten en que León no se conformará con la «tirita» de la venta de Vestas y exige la implicación de Gobierno y Diputación para transformar León industrialmente a través de inversiones y fondos extraordinarios

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

El 15 de noviembre, la sociedad leonesa marco un antes y un después. Al grito de 'León se muere', tomó la calle con una única petición: futuro.

Fueron cientos, miles de personas, pero en esta ocasión, el número era lo de menos. La manifestación escenificó una unidad política, sindical, empresarial y social como nunca se había visto en la provincia.

Y sus ecos traspasaron fronteras. Llegaron a Valladolid y se transformaron en la puerta abierta de la Consejería de Hacienda.

Pilar del Olmo se sentaba esta semana con los máximos responsables de CCOO y UGT que aplaudían la solución de la salida de Vestas pero que incidían en la necesidad de ir más allá e impulsar un plan de reindustrialización del conjunto de la provincia.

Un guante que recogió la consejera con sí pero que, según remarcan los líderes provinciales, se debe materializar en hecho y requiere de la implicación del Gobierno y la Diputación de León. «La consejera trasladó su compromiso de estar en ese plan que requiere inversiones y fondos extraordinarios y que requiere de la unidad institucional», señaló a leonoticias Xoxepe Vega (CCOO).

Porque las necesidades de León van más de una «tirita» para salvar la salida de Vestas porque, según remarcó Vega, el índice industrial de León «es bajísimo y necesitamos que todas las administraciones reconozcan el gravísimo problema que tiene la provincia de León. Debemos seguir avanzando dando pasos. De momento, son positivos, pero no nos vamos a conformar con poco».

Mantener el nivel de exigencia

En la misma línea coincidió Enrique Reguero (UGT), que incidió en la necesidad de que ese plan abordar cuestiones «claves» como el desarrollo del polígono de Torneros y su conexión ferroviaria con el Cetile y Villadangos o las comunicaciones con Portugal.

«Aquí hay un problema estructural de toda la provincia que requiere la implicación de todas las organizaciones sindicales y empresariales y de las administraciones para poner encima de la mesa proyectos concretos para cambiar el signo de esta provincia», señaló Reguero, que insistió que esos proyectos requieren de un aumento presupuestario.

De ahí la necesidad, remarca las fuerzas sindicales, de abandonar la resignación y mantener el nivel de exigencia para evitar que los «síes» en el marco de un periodo electoral se mantengan en el tiempo. Porque León si quiere y quieren puede tener futuro. El siguiente paso, arrancar la implicación de la Diputación y, sobre todo, del Gobierno de España.

«Nosotros palabras las aceptamos como una buena intención pero no vamos a renunciar a nuestra hoja de ruta para seguir movilizando a la sociedad porque es el momento de que los leoneses digan alto y claro que así no vamos a ningún lado», concluyó Reguero.

 

Fotos