Objetivo: ningún niño sin merienda

Con motivo del Día de la Banderita, Cruz Roja León sale a la calle con 16 mesas petitorias para recaudar fondos y seguir adelante con su actividad social | Los responsables de la asociación esperan alcanzar los 5.000 euros del pasado año

Dos mujeres echan unas monedas en la hucha de Cruz Roja. / Sandra Santos
RUBÉN FARIÑASLeón

La cita con la 'banderita' es obligatoria para la ciudadanía leonesa. La generosidad se porta con una pegatina en el pecho, símbolo de solidaridad con los más necesitados.

Cruz Roja León ha vuelto a celebrar su 'Día de la Banderita' como un acto casi centenario de esta asociación, que trabaja para los demás.

Su presidente, José Ignacio de Luis Páez, ha recordado que la jornada sirve para darse visibilidad, que la gente les vea en la calle, que están «al pie del cañón» y que necesitan la ayuda de todo León.

El dinero recaudado en las mesas petitorias irá destinado a las meriendas de los niños que acuden a las clases de apoyo escolar que ofrece Cruz Roja. Para ello, cuentan con una sociedad leonesa que es muy solidaria.

El pasado año se lograron recaudar 5.000 euros, cifra que esperan alcanzar en esta edición. Con ello podrán ofrecer merienda a varios niños durante el curso escolar, así como apoyo en sus estudios.

50 pequeños se benefician a diario de este programa en León capital. Allí, unos profesores voluntarios, muchos de ellos ya jubilados, ofrecen sus conocimientos y también se les da una merienda a base de productos nutritivos, nada de bollería industrial, y según la cultura y religión de cada niño. «Muchos de ellos sino no podrían ni merendar».

A estos jóvenes que atienden en la ciudad se suman otros puntos como Bembibre, Villablino o Mansilla de las Mulas.

Cruz Roja estará durante todo el miércoles en la calle para celebrar su día y reclamar a la sociedad un granito de arena que sirva para que la acción altruista de esta asociación siga siendo digna de reconocimiento.

El presidente de la Diputación acude a una mesa petitoria.
El presidente de la Diputación acude a una mesa petitoria.

 

Fotos