El Obispo de León llama al «rearme pastoral» para afrontar el curso desde la alegría y la esperanza

El Obispo de León llama al «rearme pastoral» para afrontar el curso desde la alegría y la esperanza

Más de 300 agentes pastorales participan desde hoy lunes y hasta el próximo jueves en las actividades de la XVII Semana de Pastoral

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

«Con una actitud y un tono alegre, confiado, esperanzado, que necesitamos también muy especialmente en el tiempo que no ha tocado vivir, en los que raro es el día en el que no tenemos un sobresalto, como hoy mismo en nuestra Diócesis hermana de Astorga que está pasando un mal trago y Dios quiera que no nos toque a nosotros», animaba esta tarde el obispo de León, Julián López, a los más de 300 agentes y colaboradores de la actividad pastoral en el acto de apertura de la XVII Semana de Pastoral.

Un mensaje centrado en el lema del curso pastoral 2018-2019 que está comenzando para toda la Diócesis y que tiene un año más su punto de arranque en este nueva edición de la Semana de Pastoral, inspirada por el lema «Proclama mi alma la grandeza del Señor», tomado del canto del canto Magníficat, que según el obispo de León ha de ser un ocasión para «hacer posible un rearme pastoral» en el que «dejemos que el Espíritu Santo actúen en el interior de cada uno de nosotros, convirtiéndonos cada día, para que nuestra Iglesia diocesana muestre ese rostro juvenil, alegre y esperanzado a partir de la inspiración de la alegría de la Santísima Virgen María para proclamar la grandeza del Señor».

Trabajar por una «iglesia en salida»

En este punto el obispo de León quiso subrayar, tras haber declarado inaugurada la XVII Semana de Pastoral después de que todos los inscritos en esta convocatoria diocesana hubieran recogido sus acreditaciones y material de trabajo en el Seminario Mayor y se hubieran desplazado hasta la céntrica Parroquia de San Martín para participar en una celebración de la Palabra que presidió el vicario general, Florentino Alonso, que «cada nuevo curso pastoral es una nueva llamada del Señor a trabajar en su viña», así que «esforcémonos todos un poco más para ser verdaderamente una 'Iglesia en salida' porque tenemos mucho que ofrecer a nuestros feligreses y aun a la misma sociedad».

Cántico del Magníficat

Con esta llamada directa el obispo de León quiso hacer hincapié en ese lema de esta Semana de Pastoral, «Proclama mi alma la grandeza del Señor», tomado del cántico del Magníficat, para situar el objetivo del curso, «Intensificar la acción misionera de la Iglesia diocesana reconociendo el actuar de Dios en los sacramentos y en la vida litúrgica», que continúa girando en torno a la escena evangélica de la Visitación de María a su pariente Isabel. Y a partir de ese referencia marcada por «el bellísimo monólogo del Magníficat», Mons. López Martín glosó el significado y la relevancia de «ese cántico de los evangelizadores y de los evangelizados», un himno que la Iglesia recita todos los días como culminación de la celebración de las Víspera y que el obispo de León considera «el mejor referente para que todos los deseos y propósitos del nuevo curso pastoral se hagan realidad en nuestra Iglesia diocesana, desde la figura de Maria proclamando gozosa la grandeza del Señor y sus obras en la historia de la salvación».

Este planteamiento «inspirado desde la alegría y la esperanza», insistió el obispo legionense, tiene que ser el elemente que active «ese rearme pastoral ante este nuevo curso del que he hablado» para hacer realidad que «nuestra Diócesis y nuestras parroquias, por pequeñas o pobres que puedan ser, estén preocupadas por el anuncio del Evangelio a todos los sectores sociales y personas, sin excluir a nadie y sin demoras ni miedo, y así sean realmente 'Iglesia en salida' o 'Iglesia misionera' como afirma el Papa Francisco». Y en esa línea el obispo recordó la importancia de los sacramentos como «signos mayores» y la vida litúrgica para «reconocer la acción de Dios en la liturgia al celebrar no atendiendo solamente a los elementos objetivos del ritual, sino cuidando especialmente las actitudes internas tanto del ministro como de quien recibe el sacramento».

Objetivo general y objetivos operativos

A partir de esta sesión inaugural de la XVII Semana de Pastoral, que la presentación de la Carta Pastoral del obispo Julián López ante el curso pastoral 2018-2019, está previsto que hasta el próximo jueves, en esta XVI Semana de Pastoral la Diócesis de León se aborde ese objetivo del Programa Diocesano de Pastoral para este curso 2018-2019 de «intensificar la acción misionera de la Iglesia diocesana reconociendo el actuar de Dios en los sacramentos y en la vida litúrgica».

Y a este objetivo general se han sumado otros cuatro objetivo operativos que adelantó el vicario de Pastoral y coordinador de esta Semana, Jesús Miguel Martín quien indicó que en esops elementos complementarios se engloban la llamada a «continuar sensibilizando respecto a la pastoral vocacional con el fin de crear esa nueva cultura vocacional en la que se centraron las prioridades del Año Pastoral Diocesano Vocacional que vivía la Diócesis el curso pasado»; «la prioridad por favorecer, con la actitud personal y el empeño de todos, la necesaria reestructuración pastoral diocesana orientada a lograr que nuestra misión evangelizadora provoque el encuentro con Jesucristo, todo orientado hacia el nuevo modelo pastoral que se está configurando en la Iglesia y del que nos hablará el próximo jueves, en la ponencia de clausura de esta Semana de Pastoral el que fuera vicario general de nuestra Diócesis y actualmente obispo auxiliar de Santiago, Don Jesús Fernández González; «la promoción específica de la pastoral de los jóvenes, teniendo en cuenta la importancia de la celebración del próximo Sínodo de los Obispos y la futura Exhortación Papal a partir del tema propuesto por el Papa Francisco sobre «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional»»; y, por último, «la creación de grupos de misión 'ad gentes' para mantener viva la llama misionera de nuestra Diócesis, con la preparación de la celebración en octubre del próximo año 2018 del Mes Misionero Extraordinario que también ha querido convocar el Papa Francisco».

Siete talleres formativos

Tras esta primera jornada de la Semana de Pastoral, las actividades continuarán mañana martes y el miércoles con el trabajo en los siete talleres formativos que se han organizados desde los distintos servicios diocesanos. Las labores de estos siete talleres se desarrollan en las instalaciones del Seminario Mayor, y en ellos se abordan temas como «El papel de la Catequesis en la vivencia de los sacramentos», de la Delegación de Catequesis; «Aprendizaje y servicio: educar personas para transformar el mundo», de la Delegación de Enseñanza; «Estudio acompañad@: una propuesta de acompañamiento para jóvenes estudiantes», de la Delegación de Pastoral de Juventud y Universitaria; «Los principios generales de la Liturgia», la Delegación de Pastoral Litúrgica y Piedad Popular; «África, tan cerca y tan lejos», de la Delegación de Misiones; «Gozos y retos del voluntariado cristiano en la Pastoral Social y Pastoral de la Salud. Acciones significativas y testimonios», de la Delegación de Pastoral Social y Pastoral de la Salud; y «Misión del Laico en la Iglesia», de la asociación Acción Católica General.

Por último, la jornada de clausura de esta XVII Semana de Pastoral se desarrollará este próximo jueves día 20 de septiembre. A partir de las 16,30 h. en la Parroquia de San Martín tendrá lugar el rezo de la hora intermedia y la presentación de la ponencia que ofrecerá el obispo auxiliar de Santiago y hasta el año 2013 vicario general de la Diócesis, Jesús Fernández, sobre el tema «Hacia un nuevo modelo de pastoral». Y ya a las 18,45 h. en la Catedral se pondrá el broche a las actividades de esta Semana con la celebración de una eucaristía que estará presidida por el obispo Julián López y que concluirá con el rito del envío para todos los participantes.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos