Cuando el oasis está en León

Una veintena de niños saharauis llegan a León para disfrutar de un verano lejos de la necesidad, en una iniciativa consolidada que busca que estos pequeños descubran una nueva realidad

Uno de los niños saharauis, en el salón de plenos. / Noelia Brandón
NACHO BARRIO León

El protocolo no va con los niños. Son normas impuestas que ven como absurdas, innecesarias, propias de un mundo de mayores que no comprenden (ni falta que hace). Da igual que el niño sea de Villaquilambre que del Sahara, no se entiende esa seriedad, esa necesidad de estar sentado sin mover ni una pestaña. ¿Para qué? Menos mal que dura poco...

Veinte niños fueron entrando en el salón de plenos del Ayuntamiento de León y de la Diputación después dentro de los actos de 'Vacaciones en paz', una iniciativa consolidada que permite que un grupo de pequeños pueda vivir un verano lejos de la necesidad africana.

Así, los pequeños se fueron sentando para escuchar a los mayores. «Les he animado a disfrutar, a jugar, y a aprovechar la oportunidad en León, donde sus familias de acogida y los leoneses les queremos», manifestaba el alcalde de la capital, Antonio Silván.

Por su parte Amaia Ramos, la presidenta de Asped León (una de las asociaciones organizadoras), explicó que los pequeños «son competitivos, algo tozudos y nunca quieren perder, pero con cariño logramos entendernos, como siempre en la vida».

La experiencia no ha hecho nada más que empezar y les llevará, junto a 200 niños en toda la Comunidad, a descubrir la vida en Castilla y León, pasando por la piscina, el parque, los juegos y la diversión. Una vida lejos de la necesidad, con algo menos de sol en este verano extraño pero con más agua que en su querida tierra.

Contenido Patrocinado

Fotos