La mesa técnica de Servicios Sociales del Diálogo Social de León acuerda modificar las bases de las ayudas de urgencia social

Mesa del Diálogo Social, en una cita anterior. /
Mesa del Diálogo Social, en una cita anterior.

Con esta medida se busca que la pérdida de una condición en otra administración no sea determinante

ical
ICAL León

La mesa técnica de Servicios Sociales del Consejo del Diálogo Social de León, en la que participan Ayuntamiento, UGT, CCOO y Fele, propuso la modificación de las bases para acceder a las ayudas de urgencia social, con el fin adaptarlas a la normativa autonómica y que sea el criterio de los técnicos de Servicios Sociales el que determine la concesión.

Entre otros puntos, establece que sea el criterio del técnico de Servicios Sociales el que determina la concesión o su denegación y que la pérdida de una condición, por ejemplo de la Renta Garantizada, en otra administración no sea determinante.

Las ayudas de urgencia social, según recogen las bases, van dirigidas a atender de forma temporal la cobertura de las necesidades básicas de subsistencia, tanto por razones sobrevenidas como por falta continuada de recursos, de aquellas personas que no puedan hacer frente a gastos específicos, considerados necesarios para prevenir, evitar o paliar situaciones de exclusión social y que no puedan ser sufragados por sus medios, ni desde otros recursos sociales, ni en ese momento a través de la ayuda de terceros obligados legalmente, asumiendo, no obstante, el compromiso de solicitar dicha ayuda.

Estas ayudas persiguen de forma temporal la cobertura de las necesidades básicas de subsistencia, tanto por razones sobrevenidas como por falta continuada de recursos, de aquellas personas que no puedan hacer frente a gastos específicos, considerados necesarios para prevenir, evitar o paliar situaciones de exclusión social y que no puedan ser sufragados por sus medios, ni desde otros recursos sociales, ni en ese momento a través de la ayuda de terceros obligados legalmente, asumiendo, no obstante, el compromiso de solicitar dicha ayuda.

Las ayudas de urgencia social se destinarán a la satisfacción de una necesidad primaria, esencial y básica para la subsistencia de la persona y de su unidad familiar.