https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Manuel Mitadiel, gerente de Sacyl: «El Hospital de León aún tiene que definir qué quiere ser de mayor»

Manuel Mitadiel, durante la entrevista mantenida en leonoticias. / Sandra Santos

El nuevo responsable de la Gerencia Regional de Salud, el leonés Manuel Mitadiel, remarca durante una entrevista en leonoticias que no habrá recortes en el entorno rural, se muestra partidario de las donaciones de Amancio Ortega y reconoce que en el Sacyl falta «organización»

J. Calvo
J. CALVOLeón

Cómo ordenar el Sacyl para que sea eficiente, eficaz en todas sus áreas y servicial con los pacientes. Es la preocupación del leonés Manuel Mitadiel (Cs), nuevo responsable de la Gerencia Regional de Salud, y hoy titular de un área que afecta de forma directa a la calidad de vida de los castellanos y leoneses. Asume con dedicación y sin descanso, advierte, la «reordenación» de una casa enorme, con un presupuesto de más de 3.500 millones de euros y 33.000 trabajadores. Un reto descomunal, sentencia.

-¿Cómo asume la gerencia de Sacyl, qué se ha encontrado nada más cruzar la puerta?

Es un reto muy ilusionante. Estamos hablando de un servicio fundamental para los ciudadanos, con un presupuesto de 3.568 millones de euros y con 33.000 trabajadores y que está permanentemente en el ojo del huracán. Eso lo puedo ver como un gran problema o como un reto al que merece la pena dedicarse en cuerpo y alma y que dentro de cuatro años el nivel de atención a los ciudadanos sea aún mejor y conste que el que nos hemos encontrado es bueno. Desde el mismo momento en el que no había tomado posición ya se me llamaba para ver que hacer como temas concretos como la radioterapia. Aquí no hay periodo de gracia, ni de dos días, ni de dos horas. ¿Qué es lo que me he encontrado? Me he encontrado una entidad que funciona a trompicones, en la que es muy difícil el funcionamiento normal en todos los aspectos. Quizá lo que mejor funciona es la asistencia sanitaria que se presta a los ciudadanos. Puertas para adentro nos encontramos que nos faltan 808 millones, ahora ya 820, sobre un presupuesto de 3.600 para acabar el año de forma equilibrada. Tenemos una situación de temporalidad tremenda, hay personas que llevan en comisiones de servicios casi 20 años, y estos son solo algunos de los problemas.

- ¿Qué le ha causado más sorpresa?

Hay cosas que sorprenden. Se construye el hospital de Salamanca y cuando va a finalizar alguien descubre que faltan las conexiones con los viales, por lo que hay que hacer un proyecto complementario. El clínico de Valladolid está permanente en obras, las empresas caen permanentemente en suspensión de pago… Ante esto mi propósito es que la gerencia regional de salud funcione con una relativa normalidad.

-¿La temporalidad sigue siendo un problema extra?

Con respecto a la temporalidad es una de las tareas fundamentales que tenemos que realizar. Hay que dar estabilidad a los profesionales, que los niveles de temporalidad que han estado en el treinta por ciento se reduzcan de forma drástica. Si estamos hablando de los médicos de familia el que les demos un contrato estable les va a fidelizar, es más difícil irse si tienes estabilidad.

Sandra Santos

«Entre nuestras prioridades está el conservar los consultorios locales pero adaptándolos a la situación tanto de personal como la utilización de las tecnologías por parte de los profesionales» sanidad en el entorno rural

-¿Y para los pacientes?

Nuestro reto en estos años es conseguir mejorar la accesibilidad. Eso supone que los pacientes se tengan que desplazar lo menos posible. Para conseguir que nuestros médicos se dediquen a atender pacientes y no a conducir hay que cuadrar la accesibilidad por ejemplo haciendo que los desplazamientos al hospital sean los menos posibles.

-¿Se van a eliminar consultorios locales?

Entre nuestras prioridades está el conservar los consultorios locales pero adaptándolos a la situación tanto de personal como la utilización de las tecnologías por parte de los profesionales. Y todo ello sabiendo que la posibilidad del uso de tecnologías está limitada. Que los médicos de familia puedan consultar con los médicos del hospital las patologías de los pacientes es algo prioritario.

-Castilla y León sigue sumando puestos de difícil cobertura ¿Cómo atajar ese problema?

Tenemos por delante la aplicación del decreto que regula la cobertura de los puestos de difícil cobertura. Vamos a aplicar ese decreto aplicando elementos de fidelización como la estabilidad, pasar los médicos de área a médicos de equipo para mejorar las condiciones laborales y de conciliación y creo que esas dos cuestiones nos pueden ayudar mucho a que haya más posibilidades de captar médicos. Tengo la intuición de que en el caso de los médicos más jóvenes, siendo un incentivo la parte económica, aún lo será más las garantías de formación y la capacidad de progreso en su carrera profesional. En todo caso demos tiempo a ver si el decreto es suficiente, si funciona o si no lo hace.

-¿Ponferrada es quizá el lugar más problemático?

Hay dos realidades diferentes en la provincia de León. La del área de León, que seguramente tiene muchos problemas y tiene un hospital que tiene que definir qué quiere ser de mayor, su futuro; y la del área del Bierzo, que tiene serios problemas, muchos más problemas, desde una presión asistencial mayor hasta el problema de que en muchas especialidades es muy difícil captar médicos. Los niveles de los problemas no son iguales. Nos corre mucha prisa estar en el Bierzo y conocer in situ los problemas y las posibles soluciones.

- En las últimas semanas las voces que reclaman radioterapia en la zona del Bierzo se han multiplicado. ¿Hay una solución real a esa situación?

Hablamos de la radioterapia en el Bierzo. Los problemas del Bierzo van más allá de la radioterapia, con listas de espera endémicas aunque han mejorado en el último año. Vamos a trabajar en solucionar el problema de la radioterapia, pero es un problema a medio plazo. Hay que construir el búnquer, acto seguido procede la compra del acelerador lineal, su calibrado y planificación y, por último, encontrar personal que quiera ir a Ponferrada. Son muchas circunstancias. Si alguien dice que lo puede resolver mañana está mintiendo. Esto no es un acto milagroso. Mientras, lo que garantizamos es la mejor asistencia para los pacientes bercianos.

Sandra Santos

«Ojalá hubiera más donaciones como las de Amancio Ortega. Uno de los problemas que tenemos es que hay un equipamiento que por la crisis ha quedado obsoleto» Donaciones

-¿Qué futuro le espera al Hospital de León?

El Hospital de León está trabajando en un proyecto de definición de su futuro. Es el más grande de la comunidad autónoma en estructura y en número de atenciones, es muy complejo.

-¿Por dónde pasa el futuro de este hospital?

Creo que, siendo una opinión personal, el futuro del Hospital de León pasa por definir determinados servicios estrella que puedan ser referencia de la comunidad autónoma y que alrededor de ella se realicen actividades de mayor complejidad. Eso irá ligado a la universidad inevitablemente.

-¿Qué presupuesto se precisaría para tener una Sanidad acorde con lo que se reclama por parte de los pacientes?

En sanidad nada es suficiente. Alguien ha notado que este año, en el 2019, se están gastado el orden de 600 millones más que en 2018. Eso es el 20% del presupuesto de incremento y la percepción que se tiene desde fuera es que nada ha mejorado atendiendo a esa inversión. El dinero es importante, pero a lo mejor la organización lo es más. Este es un año en el que es difícil ver esto. A veces mayor gasto no simplifica mejor organización. Repito lo dicho inicialmente, hay un problema de organización importante.

-Hay quien ha criticado las donaciones de Amancio Ortega. ¿Cómo se ven desde la gerencia de Sacyl?

Las donaciones, como las de Amancio Ortega, son positivas porque nos han permitido acelerar procesos que de lo contrario se deberían asumir con recursos propios y se habría tardado mucho más años. Gracias a esas donaciones en Ponferrada y León tenemos tres mamógrafos de altas prestaciones y en 2020 nos permitirá cambiar un acelerador lineal que nos permitirá dar nuevas prestaciones dentro de la radioterapia. Las donaciones nos han venido muy bien y no me importaría que todos los años hubiera donaciones de este tipo. Uno de los problemas que tenemos es que tenemos un equipamiento que por la crisis ha quedado obsoleto especialmente los equipos de radiología. Las inversiones necesarias para actualizar esos equipamientos son de un enorme calibre. Creo que todas las administraciones están trabajando en este plan.

Sandra Santos

«A los pacientes les diría: 'tenemos una buena sanidad y están ustedes en buenas manos'. A los trabajadores de Sacyl: 'os necesitamos'» Dos mensajes

-¿Se ha reblandecido en sus planteamientos sobre el hospital de Burgos?

Sigo pensando lo mismo que en la oposición. La construcción del hospital de Burgos ha sido un asunto desgraciado para la administración. Nos ha salido muy caro, con unos encarecimientos para los que no encuentro justificación. Lo que tengo también muy claro es que mi trabajo es defender los intereses de todos los ciudadanos y el primero es no gastar el dinero inútilmente. Si la construcción fue un negocio para la concesionaria voy a intentar que la reversión del hospital y su mantenimiento tampoco lo sea. No he cambiado el punto de vista sobre cómo se construyó el hospital de Burgos.

-¿Qué le diría a los pacientes y a los trabajadores de Sacyl?

A los pacientes, tenemos una buena sanidad y están ustedes en buenas manos. A los trabajadores de Sacyl les diría: 'os necesitamos. Necesitamos que estéis implicados en la tarea de prestar la mejor atención sanitaria posible'.

-Dentro de cuatro años ¿Cómo le gustaría que fuera vista su gestión?

Nos gustaría conseguir una sanidad que funcione de forma previsible y organizada, una sanidad con una plantilla estable y motivada, con un nivel mejor de retribuciones y que tuviese todos los elementos necesarios para prestar la mejor asistencia posible.

-¿Qué valoración hace del último consejero?

Distinguiría entre su primera y su segunda legislatura. En la primera un probado alto y en la segunda un suspenso. Y no porque no tenga capacidad, al contrario, pero cuando nos hemos encontrado la casa tan desorganizada, todo resuelto con parches, sin programación, sin estructura, tiene mucho que ver que en la segunda legislatura él se ha dejado llevar.