La mano amiga del leonés rural

El Instituto Leonés de Cultura acoge la Jornada Provincial de Consumo, en una iniciativa que cumple 25 años informando a los ayuntamientos sobre cómo ayudar a los vecinos en sus compras cotidianas

Un momento de la jornada en el ILC. / Sandra Santos
Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Son 25 años echando una mano a los ayuntamientos. Ellos suelen ser los primeros a los que recurre el consumidor rural cuando tiene una queja o reclamación. Muchas veces, son ese apéndice, ese hombro en el que apoyarse cuando las cosas no van como uno esperaba.

Más información

El Instituto Leonés de Cultura ha acogido la Jornada Provincial de Consumo, una oportunidad en la que alcaldes, concejales y responsables de consumo de la provincia han podido estar al tanto de las novedades y cifras de la Oficina Provincial.

La presentación corrió a cargo del presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, que avanzó que la Oficina registró en 2018 cerca de 2.600 consultas y 930 reclamaciones, aunque ésto «no es lo más importante, porque lo que prima sobre todo es el buen hacer de la Oficina de Consumo y la implicación de los ayuntamientos, que a lo largo de los años han recogido ideas y sugerencias».

El comercio en el mundo rural ofrece un estudio claro de la realidad de los pueblos. «Todos creemos en ellos, pero necesitan esa ayuda a la hora de afrontar ciertos asuntos, como entender la factura de la luz», explicó Majo.

Una oficina en marcha

Por su parte, la responsable de la Oficina, Charo Teresa, aplaudió el balance anual de la misma, recordando que son treinta los años que cumple esta Oficina, de la mano con los 25 que suman las jornadas.

La jornada también contó con una charla sobre la protección de datos de personas y administraciones a cargo de Miguel Ángel Lubián, experto en la materia.