https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Majo reivindica una segunda descentralización desde la Constitución que dote de más autonomía y recursos a las diputaciones

Acto conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución en la Diputación de León. / S. Santos

El presidente de la Diputación ve entiende que es el momento de alcanzar un gran acuerdo político que garantice la suficiencia financiera de los ayuntamientos y permita a las diputaciones desarrollar su papel estratégico en el mundo local

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

León pone en valor la Constitución en su 40 aniversario.

Lo hace en el salón de plenos de la Diputación de León donde las máximas autoridades políticas y militares y un nutrido grupo de ciudadanos se han dado cita para rendir reivindicar los principios y valores que recogen el texto constitucional, «en pleno vigencia y clave para que España siga progresando en paz, democracia y libertad».

La 'Ley de leyes', eje central para el mantenimiento del Estado de Derecho, según señaló el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, a la que se le debe el periodo más largo de progreso y libertad de España.

Un texto que nació bajo la unidad y el acuerdo político y social, un consenso que permitió crear una Constitución «abierta y flexible que ha sido muy positiva para la convivencia y el ejercicio de los derechos ciudadanos» pero que hoy sería difícil encontrar ante una hipotética reforma.

«Por lo que la Constitución del 78, que ha sido esencial para la transformación y modernización de España, debe ser nuestra hoja de ruta para continuar avanzando», señaló Majo.

Un texto que posibilitó desarrollar la reorganización territorial, de la que surgió el Estado de las Autonomías, el proyecto descentralizador de orden político más importante de la historia de España, y que ha ido creciendo a través de los estatutos de autonomía y sus reformas, que han permitido incorporar derechos y el impulso de servicios demandados por la sociedad.

Y, en este marco, Juan Martínez Majo entiende que que ahora es el momento de saldar una deuda con el poder local, de exigir un mayor compromiso financiero con las diputaciones y ayuntamientos. De hacer real la segunda descentralización.

«Debemos llegar a un gran acuerdo político que garantice la suficiencia financiera de los ayuntamientos y permita a las diputaciones desarrollar su papel estratégico en el mundo local. Será la mejor medida contra la despoblación», incidió Majo, que recordó que la administración provincial es «idónea» para desarrollar un nuevo modelo de cooperación y asistencia a los ayuntamientos, que exige «más recursos, más capacidad y mayor autonomía».

Sería, subrayó, la forma de devolver lo mucho que han dado al país las entidades locales, auténtica columna vertebral de la Democracia. De ahí la necesidad de trabajar para resarcir en parte el difícil y callado trabajo de las juntas vecinales y la entrega de acaldes y concejales del medio rural, siempre desde la Constitución «como espacio de integración y ordenamiento de la convivencia».

 

Fotos