León se suma a la «revuelta» de la España Vaciada y realizará este viernes un paro de cinco minutos

León se suma a la «revuelta» de la España Vaciada y realizará este viernes un paro de cinco minutos

'¡Yo paro!' es el lema de la protesta que se extenderá por las plazas de numerosos municipios de la provincia

ICAL

La denominada España vaciada continúa este viernes con su revuelta y convoca a los ciudadanos del medio rural a realizar un paro de cinco minutos, a las 12 horas, en las plazas de los municipios de Castilla y León afectados por la despoblación y la falta de oportunidades. '¡Yo paro!' es el lema de la protesta que reclama un pacto de Estado que favorezca el equilibrio territorial.

La Coordinadora de la España Vaciada, plataforma a la que pertenecen organizaciones de la Comunidad como la Soria ¡Ya!, el Bloque Joven Rural o la palentina Tú Haces Comarca, es la promotora del paro, así como del manifiesto que se leerá en las plazas donde los vecinos se concentren para demandar a las administraciones públicas soluciones para estos territorios.

De esta forma, organizaciones como la plataforma Soria ¡Ya! insiste en la importancia de secundar el paro de mañana. Por ello, invita a la ciudadanía a que se concentre, a las 12 horas, en la plaza Mayor de su localidad o en su defecto en las puertas de su centro de trabajo. También invitan a dar visibilidad en las concentraciones a la 'E' invertida, el símbolo de la España vaciada, así como a utilizar las redes sociales.

Esta iniciativa, que se llevará a cabo en 23 provincias españolas y que apoyan las organizaciones agrarias, toma el relevo a la manifestación que hace seis meses recorrió las calles de Madrid para denunciar la situación de esa España «rural, lenta y silenciosamente vaciada». «Escuchad nuestro silencio que es portador de un mensaje cargado a la vez de desazón y de esperanza: ¡Queremos un verdadero Pacto de Estado contra la despoblación».

En ese sentido, el texto del paro advierte de que el momento de las «buenas intenciones», de las «promesas vanas», de las acciones que «solo viven en el papel» ha quedado «definitivamente atrás». «Ahora le corresponde al Gobierno de España y a los Gobiernos autonómicos diseñar y desarrollar una verdadera estrategia a favor de la España vaciada con actuaciones bien definidas, con presupuestos suficientes y plazos bien marcados y a salvo de los vaivenes políticos de carácter partidista», añade.

«Paramos para no parar. Nos callamos para que se nos oiga mejor», recoge el manifiesto. «Somos la rabia serena de una España vaciada, que se desangra ante el olvido y la indiferencia de quienes debieran ser sus principales valedores. Pero somos también la idea de una España viva, esencial, de alma inconformista y brava que, harta de promesas incumplidas, pide la palabra y quiere ser escuchada», sentencia el texto.