León suma 42 nuevos autónomos en septiembre y ya alcanza los 37.854, liderando la Comunidad en este ámbito

León suma 42 nuevos autónomos en septiembre y ya alcanza los 37.854, liderando la Comunidad en este ámbito

La tendencia autonómica es de pérdida de autónomos, pero León, junto a Ávila, Salamanca y Segovia, han roto esa tendencia

ICAL

Castilla y León concluyó los nueve primeros meses del año con una caída en el número de autónomos del 0,1 por ciento, lo que se traduce en 285 autónomos menos, una tendencia contraria a la que se registró a nivel nacional, donde el número de trabajadores autónomos creció en un 1,5 por ciento. Sin embargo, esta predisposición autonómica se rompió en las provincias de Ávila, León, Salamanca y Segovia, donde los autónomos crecieron, aunque de manera más ligera a la pérdida del resto de provincias de la Comunidad.

Según un informe publicado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), en Ávila se contabilizaron 83 autónomos más; 42 en León; 50 en Salamanca y 78 en Segovia. Por el contrario, se perdieron autónomos en Valladolid (91); Soria (4); Palencia (147); Burgos (55) y Zamora (242), que además fue de las provincias con mayor pérdida a nivel nacional.

Con estos datos, en Castilla y León son 197.076 el número de trabajadores autónomos en septiembre de 2018. Por provincias, León es la que encabeza el número de autónomos en Castilla y León, con 37.854; seguida de Valladolid, con 36.383; Burgos con 28.024; Salamanca, con 26.988. Le siguen Zamora, con 17.327; Segovia, con 14.654; Ávila, con 14.380; Palencia, con 13.499; y Soria, con 7.970.

A nivel nacional, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 48.992, hasta alcanzar los 3.253.670 autónomos en septiembre de este año. Este crecimiento supuso en términos relativos un aumento del 1,5 por ciento, que duplica al registrado en el mismo periodo del año pasado, cuando el RETA sumó 22.062 trabajadores por cuenta propia.

En total, son 12 las comunidades que sumaron trabajadores por cuenta propia durante los nueve primeros meses del año, frente a los cinco territorios autonómicos que no lograron sumar autónomos y perdieron cotizantes al RETA. Islas Baleares, con un 12 por ciento, Andalucía, con un 3,1 por ciento y Canarias, con un 2,8 por ciento, fueron las comunidades que lideraron el crecimiento autonómico hasta septiembre. En valores absolutos, las comunidades que mayor número de autónomos sumaron fueron Andalucía (15.892); Islas Baleares (10.363); Comunidad Valenciana (7.280 autónomos) y la Comunidad de Madrid (5.727 autónomos).

Por el contrario, fueron cinco las comunidades en las que las altas no pudieron superar al número de bajas producidas y, por lo tanto, perdieron cotizantes autónomos en los nueve primeros meses del año. Fueron País Vasco (0,5 por ciento), Galicia (0,4 por ciento), Asturias (0,2 por ciento) así como Aragón y Castilla y León (0,1 por ciento).

Al analizar los datos por género, el ritmo de crecimiento de las mujeres (1,9 por ciento) ha sido superior al de los varones (1,3 por ciento) durante los primeros nueve meses del año. En términos absolutos a nivel nacional, los hombres aumentaron en 26. 943 personas y las mujeres lo hicieron en 22.050, es decir, las mujeres representaron el 45 por ciento de los nuevos autónomos que cotizan en el RETA.

En cuanto a los sectores de actividad, hay que destacar que frente al crecimiento registrado en el periodo de 48.992 autónomos, sectores tan importante como el comercio (1.277), la industria (2.564) y la educación (2.423) perdieron autónomos en 2018. Frente a esto, el resto de sectores sí que ha visto aumentar el número de trabajadores que deciden poner en marcha una actividad por cuenta propia, con la construcción (9.139), la hostelería (9.227) y las actividades profesionales (9.481) las que, en valores absolutos, sumaron mayor número de autónomos.

Contenido Patrocinado

Fotos