León sigue creciendo en donaciones de sangre y registra un repunte del 2,35% hasta las 12.000 extracciones

León sigue creciendo en donaciones de sangre y registra un repunte del 2,35% hasta las 12.000 extraccionesGráfico

El repunte se debe al aumento de participación de la población en colectas, con un 3,9% más | Castilla y León vuelve a superar las recomendaciones de la OMS al rebasar las 43 donaciones de sangre por cada 1.000 habitantes

ICAL
ICALLeón

Castilla y León volvió a superar en 3,2 puntos las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al cerrar el último año con 43,2 las donaciones de sangre y sus derivados por cada 1.000 habitantes, una cifra con la que de nuevo logró la autosuficiencia. En concreto, sumó 104.375 donaciones, un 1,7 por ciento más que en el ejercicio anterior, cuando fueron 102.626, según los datos facilitados a Ical por la Consejería de Sanidad.

Estos números garantizan la actividad de los centros autonómicos, con niveles de calidad y suministro, a través de la coordinación de la Fundación Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León (ChemCyL), que se encarga de garantizar la suficiencia de componentes sanguíneos para transfusión a todos los pacientes.

El incremento de las donaciones de sangre se debió al repunte registrado en las colectas organizadas con estos fines en centros de trabajo, universidades, pueblos, citas multitudinarias, etc. En concreto, 64.628 donaciones se recibieron en colectas, un 3,9 por ciento más que en 2017, cuando fueron 62.203. Mientras, los puntos fijos de donación contabilizaron 34.517, un 3,6 por ciento menos que en el período anterior, cuando se elevaron a 35.805.

Por lo que respecta a las donaciones de aféresis de plaquetas, las cifras crecieron un 5,73 por ciento, hasta las 1.697, mientras que las de plaquetas subieron de manera exponencial, un 17,26 por ciento, hasta las 3.555. El objetivo es que estos dos tipos de donaciones continúen en aumento, con el fin de que la Comunidad sea también autosuficiente en estos componentes sanguíneos que se utilizan para cubrir necesidades específicas de muchos enfermos y fabricar numerosos medicamentos hospitalarios.

De hecho, en el caso de las donaciones de plasma, desde el ChemCyL se pilota ya un programa con el objetivo de lograr las 8.000 donaciones en un año. Ha arrancado en Salamanca y se extenderá al resto de la Comunidad, teniendo en cuenta que en España se tiene que importar plasma para elaborar todos los medicamentos necesarios en la medicina actual. Se destina a fabricar inmunoglobulinas, que se usan en enfermedades neurológicas poco comunes; albúminas, para casos de pérdida de sangre como en trautamismos, quemaduras y cirrosis hepática, para detener hemorragias y recuperar el volumen sanguíneo; alfa-1 antitripsina, para tratar la carencia de este componente que puede provocar enfermedades pulmonares graves; factor VIII y otros factores de coagulación, que se usa, por ejemplo, en pacientes con hemofilia, y otras inmunoglobulinas para abordar infecciones como la rabia, hepatitis B y tétanos.

Evolución provincial

En cuanto a la evolución por provincias, hubo repuntes en las donaciones globales de todas, menos en Segovia y Burgos, con sendas caídas del 1,6 y de 3,04 por ciento, en cada caso. En la primera, las cifras evolucionaron de las 6.650 de 2017 a las 6.448 del pasado ejercicio, mientras que en la segunda pasaron de 20.314 a 19.988.

En el caso de Ávila, se registró un repunte del 7,65 por ciento, hasta las 5.292; en el Bierzo, un uno por ciento, hasta las 3.856; en el de León, un 2,35 por ciento, con 12.043 donaciones; en Palencia, un 0,25 por cieno, con 6.368; en Salamanca, un 2,45 por ciento, con 13.912; en Soria, un 9,28 por ciento, con 4.488; en Valladolid, un 2,94 por ciento, hasta las 27.145, y en Zamora, un 1,73 por ciento, hasta las 4.753.

Promoción de la donación

Para avanzar en estos objetivos, desde la Consejería de Sanidad se trabaja de la mano de las distintas Hermandades de Donantes en su misión de conseguir el mayor grado de concienciación posible de la sociedad en relación con la donación altruista de sangre en la Comunidad. Para ello, la Junta participa en la subvención de los gastos en relación con el cumplimiento de sus funciones.

Este año, las hermandades contarán con 700.702,29 euros. De ellos, 72.193,11 se destinarán a la Hermandad de Ávila; 65.220,06, a la de Burgos; 80.137,48, a la de El Bierzo, mientras que la Hermandad de León contará con 64.905,41 ; la de Palencia, 49.243,90, que en el caso de la de Salamanca serán 57.410,13 ; de la de Segovia, 53.314,76 ; la de Soria recibirá 44.402,19; la de Valladolid, 128.184,03; la de Zamora, 55.696,22, y la Federación autonómica, 30.000.

 

Fotos