León y Salamanca encabezan los fallecimientos por ahogamiento en espacios acuáticos durante 2018 en Castilla y León

Imagen del río Torío a su paso por Manzaneda, donde falleció un varón de 30 años./
Imagen del río Torío a su paso por Manzaneda, donde falleció un varón de 30 años.

En la Comunidad fallecieron 14 personas, la mayoría de las personas muertas por ahogamiento en un espacio acuático fueron hombres y de nacionalidad española

ICAL

Un total de 14 personas perdieron la vida por ahogamiento en espacios acuáticos de Castilla y León a lo largo de 2018, tres personas menos que en el año anterior, según señaló este viernes el Informe Nacional de Ahogamientos (INA) que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Por provincias en la Comunidad, León y Salamanca registraron cuatro ahogamientos mortales cada una, Valladolid y Zamora dos en cada caso, y Ávila y Soria uno en cada territorio, mientras que en Burgos, Palencia y Segovia no se dieron fallecimientos por esta causa.

La mayoría de las personas muertas por ahogamiento en un espacio acuático fueron hombres (85,7 por ciento) y de nacionalidad española (93 por ciento). El lugar donde más sucesos mortales se produjeron fueron ríos, con un 78,6 por ciento de los casos, y en cualquier caso en la totalidad de los sucesos en un lugar en el que no había vigilancia, mientras que los meses que más fallecidos registraron fueron abril, julio y septiembre, con tres cada uno.

Los catorce óbitos colocan a Castilla y León, junto a País Vasco, como la séptima Comunidad Autónoma con más muertes por esta causa en España en 2018, con el 3,8 por ciento de las 372 personas que fallecieron ahogadas el pasado año, donde en conjunto hubo 109 víctimas mortales menos en comparación con 2017. Por delante de Castilla y León y País Vasco están Canarias, con 55 fallecidos, Andalucía (52), Galicia (49), Islas Baleares (42), Cataluña (41) y Comunidad Valenciana (37).

A falta de cerrar el estudio de conclusiones, la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo achaca al retraso en el comienzo del uso de los espacios acuáticos como consecuencia del mal tiempo que se prolongó durante los primeros meses del año, incluidas las vacaciones de Semana Santa, el descenso de por encima del 22 por ciento en la cifra de fallecimientos por ahogamiento en el conjunto de España, que en el caso de Castilla y León fue de casi el 18 por ciento.

 

Fotos