León es la provincia con más intoxicados por alimentos de la comunidad, con 796 en tres años

León es la provincia con más intoxicados por alimentos de la comunidad, con 796 en tres años

En Castilla y León ha habido más de 3.000 afectados por este tipo de brotes, de los que solo 245 han sido hospitalizados

EFE

La ingesta de alimentos contaminados o en mal estado han provocado entre los años 2016 y 2018 un total de 189 brotes epidémicos en Castilla y León que se han saldado con 3.075 afectados. De ellos, 245 -el ocho por ciento- han precisado hospitalización debido a la gravedad de sus síntomas, según se desprende de los informes publicados por el Sacyl.

No obstante, si bien en 2018 se ha anotado la cifra más baja procesos (53 frente a los 62 de 2017 y los 74 de 2016), el número de personas que han visto tocada su salud se ha disparado más de un 40 por ciento con 1.227 casos. En 2017 y 2016 fueron 871 y 977, respectivamente.

Un grueso importante de pacientes que, sin embargo, no se ha traducido en un mayor volumen de ingresos hospitalarios. Así, han sido 28 los que han visto su cuadro agravado frente a los 68 -2017- y 149 -2016- de años anteriores.

León es la provincia con más brotes notificados en los últimos tres años. Un total de 796 frente a los 681 de Valladolid y los 429 de Palencia. Por detrás se sitúan Ávila (365), Burgos (329), Salamanca (168), Segovia (152), Zamora (130) y Soria (25).

Hay que tener mucho cuidado con lo que se come. También en casa, uno de los principales focos de infecciones. Y es que más de la cuarta parte de las intoxicaciones alimentarias registradas entre los años 2016 y 2018 se han producido en los hogares (49), mientras que cuatro de cada diez (79) han tenido lugar en establecimientos hosteleros de la Comunidad donde, desde 1992, se prohíbe la utilización del huevo crudo.

Al margen de un inadecuada manipulación de los alimentos, es en los meses de verano, a consecuencia de las altas temperaturas, cuando se se suceden unas intoxicaciones que, aunque nadie está libre de sufrir, afectan en mayor medida a niños y personas mayores.

En plena crisis sanitaria por la listeriosis, los informes del Sacyl revelan que el agente microbiano desencadenante detectado con mayor frecuencia fue la salmonella. Concretamente, en 79 de los 189 casos se reveló como el origen.

La infección por esta bacteria, que tiene un periodo de incubación de 10 a 48 horas con una temperatura óptima de propagación de 37 grados, se manifiesta con episodios de gastroenteritis aguda (vómitos y diarrea), fiebre, calambres, mareo y dolor abdominal.

El huevo y todas las comidas preparadas a partir del mismo, como son las mayonesas caseras, ensaladillas o tortillas, son los alimentos con mayor riesgo de contaminación o deterioro. También en las aves de corral, la carne de pollo o la carne picada.

Para evitarlo, se recomienda extremar las precauciones en la manipulación

de los alimentos separando los crudos de los cocinados, lo que significa no utilizar los mismos utensilios o recipientes; así como no romper la cadena de frío en los congelados manteniéndolos a temperaturas seguras.