León incorpora cuatro mamógrafos de última generación de la Fundación Amancio Ortega

Imagen de un mamógrafo de última generación./
Imagen de un mamógrafo de última generación.

Los nuevos equipos, cuyo coste supera los 350.000 euros por unidad, minimizan los efectos de la superposición de tejidos, detectan tumores de menor tamaño y permiten diagnósticos más precoces

LEONOTICIASLeón

Una quincena de mamógrafos de ultima generación se sumará al equipamiento de Sacyl para la renovación de sistemas diagnósticos y terapéuticos oncológicos gracias a la donación la Fundación Amancio Ortega, que se materializó en un acuerdo con la Junta de Castilla y León. Los nuevos equipos, algunos de los cuales ya están operativos y otros en fase de instalación y puesta en marcha, se ubican en diferentes hospitales y centros asistenciales del sistema sanitario público castellano y leonés. Con estos aparatos son en total 21 los que han sido renovados gracias a esta donación.

A este fin, la Fundación aportó 18,29 millones de euros. Del total de esta donación, lago más de cuatro millones se destinan a la adquisición, instalación y puesta en funcionamiento de estos quince sistemas de última generación.

La mamografía es la técnica más extendida para el cribado y el diagnóstico por imagen de la patología mamaria y los avances tecnológicos en este ámbito asistencial permiten disponer hoy en día de mamógrafos digitales más modernos y precisos.

Nuevos equipos

Los nuevos equipos minimizan los efectos de la superposición de tejidos, especialmente en mamas más densas; detectan tumores de menor tamaño y, con ello permiten diagnósticos más precoces; y facilitan un mejor control y seguimiento en los casos de cáncer diagnosticados, todo ello con una menor dosis de exposiciones ionizantes y contribuyendo a mejorar el pronóstico de las pacientes.

Siete de estos nuevos equipos son mamógrafos con tomosíntesis y esterotaxia. destinados al Hospital 'Santos Reyes', en Aranda de Duero (Burgos); el 'Santiago apóstol', en Miranda de Ebro (Burgos); el Complejo Asistencial Universitario de León; el Centro de Especialidades Médicas de 'La Condesa', en la capital leonesa; el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca; el Hospital de Medina del Campo (Valladolid) y el Complejo Asistencial de Zamora. El presupuesto destinado a estos siete sistemas asciende a 2,3 millones.

Otros seis mamógrafos con tomosíntesis, valorados en 1,22 millones, servirán para la prestación asistencial a usuarias en el Centro de Especialidades Médicas de Ávila; en el Hospital 'Monte San Isidro' de León; Hospital de El Bierzo, en Ponferrada (León); del Hospital 'San Telmo', en Palencia; Complejo Asistencial de Segovia; y en el Provincial de Zamora.

Por último, esta relación de equipamiento se completa con otros dos sistemas, con tomosíntesis y mamografía espectral con contraste, para los hospitales universitarios Clínico de Salamanca y Río Hortega, en Valladolid, cuyo coste asciende a 519.090 euros.

Seis equipos en marcha

Los seis equipos ya en marcha desde principios de este año 2018 prestan servicio en los hospitales de Ávila, El Bierzo, Palencia, Salamanca, Segovia y Soria. Todos estos mamógrafos disponen de tomosíntesis y de ellos, 13, los ubicados en unidades diagnósticas hospitalarias, cuentan asimismo con equipos de esterotaxia y otros dos, con mamografía espectral.

La tomosíntesis permite incrementar la capacidad diagnóstica al dotar al equipo de un cabezal que gira sobre la mama facilitando la toma de imágenes desde distintos ángulos, con cortes milimétricos que permiten una reconstrucción en 3D y evita la superposición de tejidos.

De esta manera, se facilita la lectura, especialmente en mamas densas y, por tanto, una mayor detección de lesiones, especialmente las de pequeño tamaño y en una fase más precoz, con lo que no se alarga el proceso diagnóstico, prescindiendo de segundas pruebas o, incluso, biopsias.

Es la técnica de detección precoz más eficaz y sensible, cifrándose en hasta un 40 por ciento su incremento en el número de tumores detectados y hasta un 15 en la reducción en el número de falsos positivos, datos de la tomosíntesis respecto a la mamografía tradicional.

Por su parte, los equipos con esterotaxia de las unidades hospitalarias están orientados a la continuidad diagnóstica tras los cribados de cáncer de mama positivos, ya que permiten la realización de biopsias con vacío y la colocación de arpones pre quirúrgicos, con una mayor precisión en lesiones milimétricas.

Por último, la mamografía espectral es una tecnología de reciente incorporación diagnóstica y que permitirá a la Comunidad estar en primera línea a nivel nacional en el análisis, evaluación e investigación de las tecnologías más innovadoras en el diagnóstico de procesos oncológicos mamarios.

Contenido Patrocinado

Fotos