https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

León a la cabeza de muertes por ahogamiento con cinco casos de los 21 registrados en la comunidad

La mayoría de los casos se dan en ríos. /
La mayoría de los casos se dan en ríos.

Castilla y León registró un total de 21 muertes por ahogamiento hasta el 15 de agosto, el 7,8 por ciento del total de España y que suponen trece más que en el mismo periodo de 2018

ICAL
ICALLeón

Castilla y León registró un total de 21 muertes por ahogamiento hasta el 15 de agosto, el 7,8 por ciento del total de España y que suponen trece más que los que hubo en la Comunidad en el mismo periodo del año pasado. Esta cifra la sitúa en el sexto puesto del país y en el primer puesto entre los territorios del interior, según los datos del Informe Nacional de Ahogamientos, que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo y que fueron hechos públicos hoy. En lo que va de año, España ha sumado 268 fallecidos, lo que supone un 20 por ciento más de víctimas mortales que el acumulado el año pasado.

En febrero, hubo dos fallecimientos, otro en el mes de abril, siete durante el mes de junio y once durante julio. Con esta cifra, Castilla y León está cerca de triplicar el número de muertes por ahogamiento respecto a las registradas el año pasado por estas mismas fechas, cuando tenía ocho. Además, es el peor dato de los últimos cinco años. En el 2017 sumaba 11, en el 2016 hubo 20 y en el 2015 se contabilizaron 6 hasta los primeros quince días de agosto. León con cinco, Salamanca y Soria con tres en cada provincia, Ávila, Burgos, Valladolid y Zamora con dos en cada territorio; y Palencia y Segovia, con uno en cada caso, son los lugares donde se han contabilizado las muertes por ahogamiento.

La Federación Española de Salvamento y Socorrismo reconoció que este fuerte incremento a nivel nacional viene marcado por los 95 fallecidos de julio, que vino a confirmar la tendencia de aumento de muertes en los meses anteriores. Precisó que en 2018 las condiciones meteorológicas desfavorables retrasaron el uso de los espacios acuáticos y, en consecuencia, rebajó la exposición de las personas a los peligros de los mismos.

De esta manera, el dato del conjunto de 2019, entre el 1 de enero y el 15 de agosto, se sitúa como el tercero peor del quinquenio que se lleva elaborando esta estadística.

Por comunidades autónomas, Valencia es la que más muertes ha registrado en lo que va de año, 37, lo que supone el 13,8 por ciento, seguida de Andalucía (32 fallecidos, el 11,9 por ciento) y Cataluña (32 muertos, el 1,9 por ciento), Galicia (29 y el 10,8 por ciento) y Canarias (26 ahogados y el 9,7 por ciento del total).

Nueve regiones o ciudades autónomas disminuyeron o igualaron, a 15 de agosto, el número de fallecimientos por ahogamiento respecto a la misma fecha del año anterior: Melilla, que no tiene registrada ninguna muerte, y País Vasco, que lleva las mismas once, ambas el mismo número que hace un año; Ceuta, que no tiene ninguna cuando entonces llevaba una; Navarra, con dos, lo que supone una menos; Galicia, con 29 y Comunidad de Madrid con cuatro, que llevan dos menos en cada caso; Castila-La Mancha, con cuatro, tres menos; Canarias, con 26 fallecidos, cuatro menos; e Islas Baleares, que con nueve fallecidos ha rebajado en once las veinte muertes que tenía contabilizadas hace un año.

Los otros diez territorios españoles aumentaron sus cifras fatales por ahogamiento, tres de ellos con doble dígito: Comunidad Valenciana, que pasa de 22 fallecidos en 2018 a 37 este año, quince más; Castilla y León, de 8 a 21, trece más; y Cantabria, de 4 a 15, once más.

Perfil persona ahogada

El perfil de la víctima es un hombre (76 por ciento), de nacionalidad española (95 por ciento), mayor de 65 años (57 por ciento), que ha perdido la vida en un río (48 por ciento) y en la totalidad de los casos en zonas sin servicio de atención, vigilancia y socorrismo.