https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

León, en alerta amarilla por 'frío polar'

El 'frío polar' llega a León en las próximas horas./
El 'frío polar' llega a León en las próximas horas.

Aemet prevé temperaturas generalizadas de hasta 6 grados bajo cero en toda la Comunidad desde este jueves | León, en alerta amarilla por frío y descenso en las temperaturas

LEONOTICIASLeón

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé temperaturas generalizadas de hasta 6 grados bajo cero en todas las provincias de Castilla y León desde este jueves.

La Aemet ha activado el aviso amarillo por frío en las provincias de León, Zamora, Burgos, Palencia y Soria desde el jueves, mientras que en Ávila, Segovia, Salamanca y Valladolid el aviso se activará en la madrugada del viernes.

Más información

Las temperaturas se desplomarán a partir de este miércoles a consecuencia de la llegada de una masa fría de aire polar que entrará por el noreste de la Península y provocará un episodio de frío que se extenderá hasta el viernes al resto de la Península y Baleares donde se producirán nevadas y helará como no lo había hecho hasta ahora este invierno, ya que el mercurio alcanzará hasta -10 grados centígrados.

Aemet

Según ha informado laAgencia Estatal de Meteorología (Aemet), los vientos de componente norte facilitarán la entrada en la Península de una masa fría de aire polar y aunque al principio este episodio frío será relativamente húmedo, pronto cambiará a un carácter más seco, de modo que dejará mucho frío y poca nieve.

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha precisado a Europa Press que en este episodio las temperaturas máximas en el norte y el Mediterráneo estarán entre 5 y 10 grados por debajo de las temperaturas normales para estas fechas y las mínimas rondarán esos niveles en «prácticamente todo el país».

Además, el portavoz ha advertido de que estas temperaturas sumadas al fuerte viento «intensificarán» la sensación térmica de mucho frío, ya que las máximas en muchos puntos no pasarán de 5 grados centígrados.

Masa de aire

Del Campo ha explicado que se trata de una masa de aire seco, de origen polar que dejará nevadas en el Cantábrico oriental, incluso a nivel del mar, y en la cara norte de Pirineos. Desde la noche del miércoles, la cota de nieve bajará hasta el entorno de los 400 metros y podría ser incluso inferior ocasionalmente.

Por ejemplo, la cota de nieve se situará en los 400 metros en Cantábrico y Navarra el miércoles por la noche y en Pirineos «en cualquir cota» pero el jueves la cota bajará a los 100 metros hasta los 700 metros -más baja cuanto más al noreste- pero ese día ya no se esperan apenas precipitaciones.

Mientras, en Baleares y litorales de sureste y de Alborán se esperan precipitaciones débiles el jueves que empezarán a remitir y las nevadas serán probables a partir de 300 metros en Mallorca. «El miércoles podría incluso caer algún copo de nieve en San Sebastián«, ha apuntado.

-5 grados

En concreto, la atmósfera se inestabilizará en el área mediterránea el jueves pero a partir del viernes y el sábado la estabilidad atmosférica irá ganando fuerza. De este modo, ha indicado que en este episodio no se producirán nevadas importantes y copiosas ya que a partir del jueves y viernes, que serán los días más fríos, no se esperan precipitaciones.

En cuanto al viento, ha pronosticado que desde el miércoles y hasta probablemente el viernes, el viento de cierzo soplará en el valle del Ebro y la tramontana en el noreste de Cataluña y norte de Baleares, con rachas muy fuertes. Durante estos días las heladas serán generalizadas en buena parte del interior peninsular y no se descarta que también afecten al litoral del Levante peninsular por lo que la sensación térmica será muy fría.

Durante la noche, los termómetros bajarán por debajo de -5 grados centígrados en las mesetas y en el entorno de los sistemas montañosos e incluso localmente llegarán a -10 grados centígrados. Por su parte, las diurnas no superarán los 5 grados centígrados en el interior de la mitad norte.

Hasta el sábado

La Aemet ve muy probable que las temperaturas diurnas comenzarán a recuperarse el sábado y las nocturnas a partir del domingo mientras que el viento aún se mantendrá el fin de semana en el Ebro y Baleares aunque tenderá a disminuir.

El fin de semana y los primeros días de la próxima semana se espera que siga la estabilidad, con cielos poco nubosos y sin precipitaciones en la mayor parte del territorio y las temperaturas diurnas empezarán a subir a partir del domingo.