Juzgan a un leonés por maltrato que achaca la denuncia a una venganza de su exmujer

Juzgan a un leonés por maltrato que achaca la denuncia a una venganza de su exmujer

El fiscal pide dos años y medio de cárcel por las vejaciones y agresiones a las que sometió a su mujer durante cinco años | La defensa acusa a la denunciante de manipuladora y apela que es una experta en Derecho y Penal

A.C.
A.C.León

El Juzgado de lo Penal nº 2 de León sentará en el banquillo el próximo 19 de marzo a un hombre acusado de un delito de maltrato habitual a su esposa durante los cinco años que duró el matrimonio por el que se enfrenta a dos años y medio de cárcel. Por su parte, la defensa asegura que la denuncia es fruto de una venganza ante la intención de divorciarse.

Según el escrito de las calificaciones provisionales, el acusado desde el 2012, coincidiendo con el inicio de la relación, de forma reiterada sometió a su mujer a vejaciones, agresiones y otras actuaciones insistentes y deliberadas en el seno familiar.

Concretamente, profería a su mujer expresiones tales como que era una «fracasada», una «muerta de hambre», una «mala madre», una «hija de la gran puta» y la amenazaba con acabar con su vida, consiguiendo su anulación y fundándole un temor permanente.

Hechos que provocó que hasta finales de 2017 la mujer no presentase denuncia, en la que relataba como estando embarazada la agarró violentamente por el cuello hasta casi ahogarla cuando le dijo que quería que su madre fuera a León a pasar unos días con ellos.

Según el relato de la Fiscalía, cada vez que la mujer se negaba a hacer algo que le proponía su marido reaccionaba con violencia. Como consecuencia de estos hechos, la mujer sufre un cuadro de estrés postraumático concordante con la situación.

El Ministerio Público considera los hechos constitutivos de un delito de violencia maltrato habitual por el que solicita para el acusado dos años y medio de prisión y la prohibición de acercarse y comunicarse con su víctima durante cuatro años.

«Venganza»

Por su parte, al defensa asegura acusa a la denunciante de denuncia falsa y advierte de que se trata de un venganza ante la intención de su cliente de separarse. Es más, tacha a la esposa de una mujer «hábil, lista y manipuladora» y señala como relevante que ella estudió Derecho, sacando sobresaliente en la asignatura de Penal.

Según la representación legal de la defensa, la mujer no tiene «la más mínima prueba ni testigos de lo que afirma en la denuncia y se pregunta cómo pudo lograr que en cinco años «nadie notara nada» de que estaba siendo maltratada. Es más sugiere que la víctima incluso se ha aprovechado de su denuncia para medrar en su trabajo. Por todo ello, solicita su libre absolución.