La Junta resalta que agosto es un mes de «transición» y que en el último año se contabilizan 14.700 desempleados menos

La Junta resalta que agosto es un mes de «transición» y que en el último año se contabilizan 14.700 desempleados menos

El Ejecutivo subraya que el comportamiento regional es el mejor de toda España en términos interanuales

ICAL

El viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, Mariano Gredilla, justificó hoy que agosto es un mes de «transición» entre un periodo anterior de creación de empleo y el final de año, que por regla general es de destrucción. Sin embargo, invitó a analizar los datos de paro registrado en el marco de la tendencia del último año, en que se contabilizan, dijo, 14.700 desempleados menos en la Comunidad, una cifra «importante» que sitúa a Castilla y León con el mejor comportamiento en términos interanuales de toda España. De hecho, añadió Gredilla, ya son cinco años de modo consecutivo «en el que agosto mejora en relación al año anterior».

Gredilla recordó que este mes veraniego «no ha sido una excepción a lo habitual», con muchos contratos asociados al sector servicios. Así, informó de que el incremento de 1.898 parados incorporados a las listas coinciden con los nuevos del sector servicios (1.891), que «evidencia su estacionalidad». A ello se une que en el agrario aún no han empezado los trabajos de recolección, como la vendimia, que se retrasará por cuestiones climatológicas, según argumentó.

Igualmente, señaló que se ha recuperado «ya el 50 por ciento del empleo que se perdió en los peores años de la crisis» y apuntó que en la tasa intermensual, el aumento del paro también es menor que en España.

También se refirió Gredilla al número de nuevos afiliados, que en los últimos 12 meses se elevó en 17.444 nuevos, por encima del descenso de parados. «Este descenso está llegando a todos los sectores, tramos de edad, los menores de 25 años principalmente, hombres y mujeres y las nueve provincias», enumeró el viceconsejero. También coinciden, dijo, con los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA).

«Queda mucho por hacer, pero cada vez el empleo que sea crea es de más calidad. En agosto se suscribieron más de 6.000 contratos indefinidos, 14 puntos más que los temporales», precisó Gredilla, quien desveló que en total son 84.000 en el último año, 7.000 al mes. En resumen, expresó que tres de cada cuatro asalariados tienen un contrato indefinido, «por encima de la media nacional».

En este sentido, aplaudió la situación de los últimos 12 meses, «que es buena», pero admitió que «no solo gracias al trabajo de la Junta, sino también del Gobierno, agentes sociales y económicos». No obstante, aprovechó para reclamar medidas a nivel nacional que ofrezcan certidumbre y «poder enfrentarse a la ralentización económica y destrucción de empleo».

Contenido Patrocinado

Fotos