La Junta cerrará legislatura con la formación de 19.500 trabajadores en León tras invertir 40 millones

Carriedo visita el Centro de Formación del Ecyl en San Andrés del Rabanedo. / Peio

El consejero de Empleo insiste en la necesidad de apostar la formación y la cualificación para impulsar la creación de empleo en la provincia

Leonoticias
LEONOTICIAS León

Entendiendo la formación como la puerta de entrada al mercado laboral, la Junta de Castilla y León ha invertido en los últimos cuatro años 225 millones que ha permitido formar a 153.000 trabajadores desempleados y ocupados en Castilla y León.

Una inversión que en la provincia de León fue de 40 millones de euros que ha permitido formar a 19.500 leoneses desempleados y ocupados. «No solo más formación lleva a más empleo, sino que más formación lleva a más calidad del empleo, es decir, supone más remuneración y contratos más estables y menores riesgos laborales», señaló el consejero.

Así lo ha señalado este martes Carlos Fernández Carriedo, consejero de Empleo, durante su visita al Centro de Formación del Ecyl en San Andrés del Rabanedo en el que ha remarcado la formación y la cualificación como un elemento clave para seguir creando empleo.

Un centro que en la última legislatura, según informó el consejero, ha impartido 87 cursos a un total de 1.148 alumnos con un grado de inserción laboral que supera el 60%.

Este centro de Formación Ocupacional da servicio a trabajadores ocupados y desempleados de la provincia impartiendo formación para el empleo con recursos humanos y materiales propios de la Junta.

El centro imparte cursos de las familias profesionales de Artes Gráficas, Electricidad y Electrónica, Edificación y Obra Civil, Fabricación Mecánica, Informática y Comunicaciones, Instalación y Mantenimiento, Servicios Socioculturales a la Comunidad y Transporte y Mantenimiento de vehículos, entre otras disciplinas.

El objetivo, según señaló el consejero, atender la demanda del alumno pero siempre priorizando la demanda empresarial para seguir «en la senda de crecimiento de empleo constatado en los últimos datos de la EPA».

Centros de formación propios

La Consejería de Empleo cuenta con un total de ocho centros propios de formación para trabajadores tanto desempleados como ocupados, que imparten formación ocupacional y formación continua. Tres de estos centros son centros de Referencia Nacional de formación en materias como automoción, industrias cárnicas y alimentarias y servicios socioculturales. Los cinco centros restantes son de Formación Profesional Ocupacional.

Además, la Junta cuenta con 20 centros integrados de Formación Profesional que imparten formación profesional reglada y formación profesional ocupacional. De estos, 19 corresponden a la Consejería de Educación y uno de la Consejería de Agricultura y Ganadería, a los que hay que sumar siete centros de formación agraria que son gestionados también por este último departamento.

A través de todos estos centros de formación propios de la Junta, se han desarrollado, durante el curso 2018-2019, más de 270 cursos en los que se han formado 4.068 alumnos, con una transferencia finalista de más de seis millones de euros del Servicio Público de Empleo Estatal.

Estos centros desarrollan una destacada función como instrumento para las políticas activas de empleo y para permitir una mayor capacidad de inserción en el mercado laboral de trabajadores en desempleo. El objetivo de la formación es mejorar las capacidades y cualificaciones de los trabajadores desempleados, ocupados o autónomos que permita la adaptación a las circunstancias cambiantes del mercado.