El juez llama a Unicaja y Fundos para negociar un acuerdo que ponga fin a sus disputas sobre el patrimonio 'común'

El letrado de Fundos, Jorge Buxadé, a su llegada al juzgado de León./
El letrado de Fundos, Jorge Buxadé, a su llegada al juzgado de León.

La fundación de la Obra Social reclama a la entidad de ahorro una treintena de inmuebles además de un rico conjunto de bienes cuyo valor alcanza los cien millones | El juez cita a las partes el próximo día 28 de octubre y ambas parecen predispuestos a negociar

J. Calvo
J. CALVOLeón

La millonaria reclamación de la Fundación Obra Social de Castilla y León (Fundos) a la entidad financiera Unicaja Banco (entidad absorbente de Ceiss, antes Caja España Duero) que amenaza con un pleito de años en medio de la maraña judicial podría resolverse mucho antes de lo previsto.

El titular del Juzgado de Primera Instancia número 9 ha citado a las partes el próximo día 28 del presente mes con el fin de facilitar un primer encuentro que podría servir de conciliación entre las partes.

La citación de Fundos y Unicaja abre la puerta a un acuerdo toda vez que las partes parecen tener ahora cierta predisposición a encontrar un punto de equilibrio que elimine lo que promete ser un largo pleito con alta exposición pública y coste en imagen y proyección social.

El pleito abierto tras la demanda de la fundación sobre la entidad de ahorro se resume en la reclamación de hasta una treintena de inmuebles que la primera no solo considera de su propiedad sino que, según denuncia, fueron adscritos a Unicaja de forma 'no regular'.

Inmuebles

Entre esos inmuebles se encuentran bienes de enorme valor económico y ubicados en provincias como Madrid, León, Zamora, Soria o Salamanca. Entre ellos, en el caso de León, figuran bienes como la denominada Casa de las Carnicerías o el situado junto al teatro Emperador y dedicado a salón de actos culturales.

A ellos se suman activos como el Centro Cultural Trujillo de Salamanca, la Sala de exposiciones de Caja España Duero Palacio de Garcigrande y el Teatro de Caja España Duero en la misma provincia, además de la Sala de estudio Caja Duero de Soria, la Sala de exposiciones de Soria y su Sala de exposiciones de Almazán o la Sala exposiciones Villamagna de Madrid, además de una parcela de 38.000 metros cuadrados en la sede social del edificio de El Portillo de León, entre otros.

Todos estos bienes forman parte de un pleito que, en su conjunto supera los cien millones de euros y que incluye activos tan diversos como 621 cuadros, 1.842 dibujos y seis libros ilustrados de Zacarías González, pianos y otros elementos culturales de enorme valor.

Enorme patrimonio artístico

Se trata del patrimonio artístico más importante de Castilla y León, sólo superado por el de la Iglesia por lo que ambas partes mantenían hasta la fecha posiciones muy rígidas en la antesala de alcanzar el punto de partida en el pleito principal.

Mientras para Fundos no hay duda en la titularidad y en el abuso a la hora de formalizar su titularidad para Unicaja la reclamación resulta totalmente improcedente entendiendo que la segregación de bienes tuvo lugar antes de la compra de Ceiss.

Dada la envergadura del pleito, que incluirá complejas testificales y que se extenderá según las partes «durante años», Fundos y Unicaja parecen ahora inclinadas a un acuerdo atendiendo al elevado coste social que supondría la pelea patrimonial en los juzgados.

Fundos solicitó meses atrás medidas cautelares sobre los bienes objeto de disputa, cautelares finalmente rechazadas atendiendo -entre otras cuestiones- a la alta capacidad financiera de la demandada que le permitiría cubrir cualquier eventualidad deslizada del proceso.