https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Una joya para un aniversario

Alauto suma desde el pasado jueves 23 de mayo treinta años sirviendo a León | Tres décadas regalando felicidad a cada cliente, porque cada coche con la firma de Alauto lleva un trozo del corazón de quien fundó la casa hace 30 años | Alfonso García acerca a su 'concesionario' un impresionante Rolls-Royce Drophead Coupe para conmemorar la efeméride

Imagen del Rolls-Royce Drophead Coupe que preside la exposición de Alauto.
LEONOTICIASLeón

Nada de lo que ocurre en Alauto se podría asociar al 'clásico' compraventa de vehículos. Quizá por ello estas seis letras, que ahora conmemoran unidas tres décadas de existencia, suponen conceder un valor excepcional a aquellos vehículos que atraviesan las puertas de su exposición.

Tan diferente es esta casa que incluso ha cambiado el apellido de su propietario. Hoy el risueño Alfonso García es, en realidad, Alfonso Alauto. Conmemoración con orgullo del deber y el servicio cumplido, con vocación de continuidad mientras la gasolina aguante y con un vehículo especial en el escaparate del 'concesionario Alauto' a la altura de la conmemoración.

Estos días Alauto muestra a los leoneses un inmenso Rolls-Royce Drophead Coupe. Un vehículo exclusivo, creado con tanto mimo que el resultado final asombra. Madera de teca, cuero tratado, más de 400 caballos de potencia, un descapotable de etiqueta, con todos los detalles que se pudieran imaginar y aquellos a los que la imaginación no alcanza a llegar y eso incluye, por ejemplo, un paraguas incluido y perfectamente adaptado en su chasis. Detalles de enorme grandeza, la misma que muestra la firma que ahora de la cobijo.

Aquel 23 de mayo

Alauto suma desde el pasado jueves 23 de mayo treinta años sirviendo a León. Tres décadas regalando felicidad a cada cliente, porque cada coche con la firma de Alauto lleva un trozo del corazón de quien fundó la casa hace 30 años.

«Comenzamos en el 89, en la Avenida de la Facultad, inmediatamente después de que mi padre terminara la aventura de Fiat e Iveco. Allí comenzó mi pasión por los coches y allí fue cuando me entusiasmé por el automóvil. En ningún momento pensé en estar más allá de unos meses, no tenía recursos. Primero comencé a pensar en mes a mes, luego en los trimestres (por el IVA, bromea), y muy poco a poco, muy poco a poco, salimos adelante. Salimos adelante incluso cuando tuvimos cortada la calle durante un año y yo no podía ni meter ni sacar los coches. Así, hasta que en 2006 nos vinimos para aquí (Avenida de Europa, 8) y hemos llegado a este cumpleaños«, recuerda Alfonso 'Alauto'.

Algunas cosas han cambiado, pero no la filosofía de Alauto ante sus clientes. Cada coche ha tenido su propia historia y todas han sido importantes. Desde el último vehículo vendido, hasta el primero que salió por la puerta allá en el año 89: «El primer coche que vendimos, no se me olvidará, era un Opel Corsa. Después de rescatar el poco dinero que teníamos y dar ese dinero para el traspaso fue el primer coche que se comercializó con Alauto. Era un Opel Corsa que estaba en Madrid y me vine con él para León para poder venderlo«.

Proximidad, garantía, seguridad, fiabilidad y la certeza de que al volante de un Alauto el cliente nunca se sentira ni olvidado ni uno más entre los millones de conductores

'Cómprate un Alauto'

Quizá por ello toma valor el lema al que los propios clientes dieron cuerpo: 'Cómprate un Alauto'. «Lo de cómprate un Alauto salió de nuestros propios clientes. Era tener un coche que además de unas condiciones extraordinarias de estado y precio lo que hacíamos era estar tan cerca del cliente que le hacíamos sentir que era algo distinto. Yo les acompañaba a lavar el coche, a la revisión, donde hiciera falta. Estábamos muy cerca del cliente, tanto, que él pensaba que el coche seguía siendo un poco nuestro».

Tanta es la complicidad que la felicidad siempre es para el cliente y los problemas, si los llegara a haber, son compartidos. De ahí la confianza generada entre las partes: «Eso es la confianza. No cabe otra cosa que no fallarles. Siempre le hemos contado todo al cliente y si ha habido algún contratiempo su problema ha pasado a ser el nuestro. Yo lo digo de verdad. Yo me compraría un coche aquí«.

Alfonso 'Alauto' jamás ha pensado en franquiciar su exitosa fórmula para la venta de vehículos. El grado de compromiso podría llegar a ser el mismo pero la cercanía, esa íntima relación entre vendedor y comprador no se podría alcanzar de ningún modo.

León y Asturias

Todo lo contrario, este empresario de corazón leonés y sentimiento asturiano respira entusiasmo cada mañana. Entusiasmo y agradecimiento en un León que le hace disfrutar cada día.

De momento queda disfrutar del feliz cumpleaños. 30 años de Alauto, tres décadas de León, de Asturias, de la Cultural, del Sporting de Gijón, de cecina y de la mejor sidra.

Treinta años se celebran con el mejor coche que ha pasado por la factoría Alauto, un maravilloso Rolls-Royce Drophead Coupe que por unos días presidirá la siempre brillante exposición de Alauto en la Avenida de Europa de León capital.

Temas

León