Las iglesias de León celebran una colecta este domingo para ayudar a más de 500 parroquias de pueblos despoblados

Santuario de Nuestra Señora de Yecla, en Villaverde de Arcayos./
Santuario de Nuestra Señora de Yecla, en Villaverde de Arcayos.

Los fondos recaudados se destinan a cubrir gastos básicos como el seguro o las tasas de la luz y de la basura

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La Diócesis de León culminará este domingo la segunda fase de la campaña de comunicación de bienes entre las parroquias, una iniciativa con la que desde hace una década se pretenden recaudar fondos para destinarlos íntegramente a las parroquias más pequeñas y que más dificultades tienen para sostener económicamente sus necesidades. El dinero conseguido en la colecta especial que tendrá lugar en las iglesias de la ciudad se destinará a cubrir los gastos básicos en las 505 parroquias ubicadas en localidades con menos de 100 habitantes.

Desde que la Diócesis pusiera en marcha esta campaña en el año 2010 ya se han atendido necesidades básicas en más de 100 iglesias. Bajo el lema 'Colabora para seguir dando agua de vida a las parroquias más pequeñas', la Diócesis distribuirá este domingo un folleto informativo en todas las parroquias de los cuatro arciprestazgos de la ciudad y pondrá en marcha esa colecta especial, cuyos fondos se sumarán a los reunidos el pasado 11 de agosto en las parroquias de área rural.

Ayudar a las parroquias más pequeñas

Al respecto, el vicario general de la Diócesis, Florentino Alonso, reiteró la llamada para «ayudar económicamente a las parroquias más pequeñas para que sigan abiertas al culto y puedan hacer frente a sus necesidades más urgentes». En la colecta del año pasado, se recaudaron casi 19.000 euros, con los que se han podido cubrir las necesidades básicas de los pueblos más afectadas por la despoblación y el envejecimiento de sus feligreses.

Con esos fondos, se paga el seguro de los templos, la tasa de basura, los recibos de luz o la adaptación de las instalaciones eléctricas. En algunos casos, además se abona el cumplimiento de la inspección técnica de edificios que impone la normativa, explicó el vicario episcopal de Asuntos Económicos y Sociales, Pedro Puente.