Homenaje y reivindicación para recordar los primeros pasos democráticos de la Diputación

La institución provincial ha querido recordar a la primera corporación democrática que pasó por el Palacio de los Guzmanes, constituida hace 40 años, pidiendo más competencias a la Diputación por ser «el garante de la justicia de los pequeños pueblos»

Entrega del diploma conmemorativo a uno de los diputados. / S. Santos
Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Recuerdo, homenaje y reivindicación. La Diputación de León ha querido agasajar este viernes a la primera corporación de la institución provincial en la era democráctica, que se constituyó hace exactamente 40 años, el 26 de abril de 1979.

Los integrantes del PSOE, UCD, PCE y Alianza Popular que integraban aquella corporación han sido recibidos en la que fue su casa, cerca de los escaños que ocupaban y donde trataron de dar los primeros pasos de la democracia en la provincia de León.

«Tenemos la satisfacción de haber hecho una gran labor en un momento histórico de España. Y lo hicimos con entendimiento, con un debate sosegado, buscando consenso y concordia al amparo de la Constitución», ha señalado Javier Fernández, miembro de la primera corporación de la Diputación de León.

Aquella corporación estaba presidida por Julio César Rodrigo, ya fallecido, y ya mostraron el «compromiso» por León, por el avance de la provincia y ya preveían problemas que sufría entonces León y que sigue padeciendo la provincia.

Una «deuda histórica» con la Diputación

Majo ha aprovechado la oportunidad para pedir más competencias al «ayuntamiento de ayuntamientos», como él ha definido a la Diputación. «Hay una deuda histórica para mantener la justicia con los pequeños pueblos a través de esta institución, que debería poder asumir más competencias, eso sí, con una financiación adecuada», ha sostenido Majo, hablando de estos asuntos que «son los olvidados, los que nunca aparecen en la mesa de los grandes de la política».

Es de justicia «atender a todos los leoneses, también a los del medio rural», han señalado, y por ello la Diputación es una herramiento fundamental que, añade Majo, tiene que ir renovándose y mejorando para seguir siendo tan útil como afirma que es.

«Tenemos que modernizarnos y redefinir esta institución para que sea más ágil y transparente, pero capaz de prestar los servicios más cercanos», ha afirmado.

Con un mirada al pasado, para comprobar cómo echo a andar la democracia en la Diputación, para homenajear a los que hicieron posible que esta institución cumpliera su función, la Diputación de León echa un ojo hacia atrás para avanzar y mejorar en el futuro.