Hijos de León, hijos del Aire

La XXIX promoción y XXVII titulación previa de damas y caballeros de la Academia Básica del Aire, así como sus docentes, reciben el título de hijos adoptivos de la Ciudad de León en un emotivo acto castrense donde también realizaron jura de bandera un grupo de civiles

Acto de este sábado en León. / Inés Santos
RUBÉN FARIÑASLeón

La ciudad de León ya cuenta con 272 nuevos habitantes, 272 leoneses más que han recogido su título de hijos adoptivos de la capital.

Las damas y caballeros de la XXIX promoción y XXVII titulación previa de la Academia Básica del Aire, así como sus docentes, han acudido con orgullo al acto anual en el que se les reconoce como ciudadanos de León.

El alcalde ha reiterado el compromiso de los leoneses con la academia, la cual le devuelve «el honor de llevar el nombre de León por el mundo y la historia de la aviación». Durante su discurso, Silván recordó que cerca de 5.000 suboficiales se han graduado en La Virgen del Camino y todos ellos «han hecho gala de su condición de leoneses de adopción, creando lazos para toda la vida».

Las autoridades civiles y militares, así como reconocidas personas de la sociedad, han entregado los títulos a los 258 alumnos, de los cuales 29 son mujeres, y los 14 profesores que durante los próximos años formarán parte de la ciudadanía leonesa.

XXIX promoción de la Academia Básica del Aire de León

Un total de 258 alumnos -29 de ellos mujeres- han tomado su título de hijos adoptivos de la Ciudad de León, distribuyéndose de la siguiente manera:

-Control aéreo (16)

-Administración (28)

-Mantenimiento de electrónica (32)

-Mantenimiento aeronáutico (125)

-Protección a la fuerza y apoyo a las operaciones (57)

El acto castrense, que contó con una espléndida mañana soleada en la plaza de San Marcos, también acogió la jura de bandera civil, en la que decenas de leoneses refrendaron su compromiso con España con un beso sobre la enseña nacional.

Posteriormente, el coronel director de la Academia Básica del Aire, José Antonio Gutiérrez Sevilla, recordó en su alocución los lazos forjados durante un siglo entre la aviación y León. También explicó la importancia de este bautismo como leoneses a los alumnos y ensalzó los primeros versos del himno a León porque «sin León, no hubiera Academia Básica del Aire» y la institución es «ser y esencia de esta tierra hidalga y de historia milenaria».

Las pulsaciones subieron en una abarrotada plaza bajo los sones del himno del Ejército del Aire y el de León, entonado por militares y sociedad civil que acudieron a la cita de este 4 de mayo.

Por último, el homenaje a los caídos ponía colofón al acto castrense. El himno, la pasada de tres aviones militares (un T-19/13 de transporte y dos C-101) y la descarga de munición servían como despedida a una cita en la que León refrenda su unión con la academia y la academia saca brillo al león rampante de su escudo y su lema de 'passo honroso'.