https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Guardia Civil destruye 1.200 armas de fuego en León en 2018

Armas incautadas por la Guardia Civil. /
Armas incautadas por la Guardia Civil.

En la provincia leonesa se destruyeron 200 cortas y 500 largas y otras tantas de otro tipo

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El Instituto Armado destruyó el año pasado 7.800 armas en la Comunidad, de las que 1.200 fueron cortas, 3.700 largas y 2.900 de otro tipo (spary, puños americanos, entre otros); dentro de las 50.000 con las que la Benemérita acabó en España.

Las armas destruidas fueron depositadas en algunos casos por titulares que no querían tenerlas y no lograron un nuevo dueño en las subastas. Además, otras procedieron de un procedimiento judicial o administrativo y, tanto el juez como la autoridad gubernativa, dictaron que deben ser destruidas. Por último, una parte de ellas también llegó de difernetes encautaciones, según fuentes de la Guardia Civil.

Valladolid fue la provincia en la que la Guardia Civil destruyó más armas de fuego en Castilla y León durante el año 2018, con un total de 2.100, de las que 100 eran cortas, el mismo número de largas y 1.200 de otra tipología.

A la provincia vallisoletana le siguió León y Salamanca, con 1.200 armas retiradas en cada una. En la provincia leonesa se destruyeron 200 cortas y 500 largas y otras tantas de otro tipo; y en la charra, 200 cortas, 700 largas y 300 a otro tipo. Además, en Burgos se destruyeron 900 armas, 200 cortas, medio millar largas y 200 de otro tipo.

Por lo que se refiere a la provincia de Zamora, se retiraron 100 armas cortas, 400 largas y 200 dde otro tipo, hasta un total de 700; y en Palencia se acabó con 600, con 100 cortas, 300 largas y 200 de otra clase.

La Guardia Civil también acabó con medio millar de armas en Soria, con 100 cortas, 300 largas y 100 de otro tipo. Por último, tanto en Segovia como en Ávila, se destruyeron en cada provincia 300; con 100 armas largas, 100 cortas y 100 de diferente tipología, en ambos casos.

Esta actuación que se enmarca dentro del Programa de Acción de Naciones Unidas sobre el comercio ilícito de armas pequeñas y ligeras, que tuvo su origen en la Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre el Comercio Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras. Con motivo de la celebración de dicho encuentro en 2001, cada nueve de julio se estableció el Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego.

Además de las funciones de seguridad ciudadana o resguardo fiscal del Estado, entre otras, la Benemerita se hace cargo del control de armas y explosivos, al ser el cuerpo competente en esta materia desde el año 1844.

La legislación vigente establece una serie de procedimientos exhautivos para acceder de forma legal a las armas, por lo que el Reglamento vigente exige para ello superar pruebas teóricas y prácticas sobre su utilización y funcionamiento así como carecer de antecedentes penales.