El gasto por la vuelta al cole se eleva hasta los 710 euros por alumno en los colegios públicos

Vuelta al cole./Chacón
Vuelta al cole. / Chacón

El gasto medio por alumno se incrementa hasta los 1.250 euros en los colegios concertados y a los 2.007 euros en los privados, según la Unión de Consumidores de Castilla y León

ICAL

El gasto por la vuelta al cole se eleva este año un 1 por ciento de media con respecto al año pasado en Castilla y León, situándose el gasto medio en 710 euros por alumno de un colegio público de la Comunidad y elevándose hasta los 1.250 euros en el caso de los colegios concertados y a los 2.007 euros en el de los privados.

Así lo refleja un informe dado a conocer hoy por la Unión de Consumidores de Castilla y León, que revela el «importante desembolso económico» que supone la vuelta al cole para las familias con hijos de la Comunidad, y que destaca que «la compra 'online' cada vez adquiere más presencia» en este tipo de desembolso.

El informe, que señala que los precios «oscilan en función del grado de enseñanza y del centro al que acudan los niños», tuvo en cuenta «los elementos principales que entran en juego al inicio del curso, como el uniforme, los libros de texto, los cuadernos de trabajo, otro material escolar, el comedor, el transporte escolar y la matrícula».

Por elementos, el gasto por uniforme es «la partida más fuerte» en el caso de los colegios privados y concertados donde es preceptivo, suponiendo «cerca del 17 por ciento del gasto total» en el caso de los centros privados y «alcanzando el 26 por ciento» de la cifra total en los colegios concertados que lo requieren.

Así, y según el informe, el gasto por uniforme se sitúa en 337 euros por alumno en los centros privados y 325 en los concertados donde es necesario, si bien la Unión de Consumidores de Castilla y León señala que «en los colegios públicos, el gasto para la familia es, a veces, superior al coste de un uniforme porque los niños y adolescentes están sumamente influenciados por las modas y las marcas». Por ello, aconsejan «reutilizar las mochilas y usar marcas blancas» para llegar a un ahorro de «entre el 20 y el 30 por ciento».

Los otros dos elementos que encarecen significativamente la vuelta al cole en los centros privados con respecto a los concertados y públicos son la matrícula, que el informe cifra en 345 euros, y el pago de la primera mensualidad, que se establece en los mismos parámetros.

En cuanto a los gastos de equipamiento deportivo, libros básicos y material escolar, las diferencias de gasto por alumno entre centros privados, concertados y públicos son menores, situándose la cuantía en 276, 263 y 207 euros para equipamiento deportivo según centro, respectivamente, y en 127, 117 y 96 euros para material escolar. Los libros básicos tienen un gasto común de 260 euros por alumno.

Por último, y con respecto a dos servicios de conciliación entre la vida laboral y familiar como son el transporte y el comedor, el gasto se sitúa en 175 euros de media por alumno en el caso de los colegios privados para acceder al servicio de comedor, por los 163 de los colegios concertados y los 147 de los públicos. El transporte, por su parte, se sitúa en 142 euros por alumno de colegio privado y en 122 en los centros concertados.

Recomendaciones de la Unión de Consumidores

En su informe, la Unión de Consumidores de Castilla y León incluye una serie de recomendaciones para las familias con hijos de cara a ahorrar en los gastos que supone la vuelta al cole. Así, por un lado, conmina a las familias a informarse y solicitar las ayudas que ofrece cada Administración para la compra o la disposición de libros de texto, como el programa Releo en Castilla y León, o las diferentes becas y ayudas al estudio.

También recomiendan «ser previsor en la adquisición de libros y no dejar la compra de material escolar para los últimos días», así como «no dejarse llevar por las marcas o los productos escolares con recursos publicitarios», puesto que, según la Unión de Consumidores de Castilla y León, «las marcas blancas llegan a abaratar hasta un 30 por ciento el importe de la factura final del material escolar».

Por último, la Unión de Consumidores de Castilla y León llama a «tener en cuenta la opinión de los niños» a la hora de inscribirles en actividades extraescolares, y elaborar los alimentos que se lleven para el recreo «desde casa», haciendo un «uso racional» de la bollería industrial y las bebidas azucaradas.