https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Las 157 gasolineras de toda la provincia tendrán 27 meses para convertirse en 'electrolineras'

Imagen de la recarga de un coche eléctrico./
Imagen de la recarga de un coche eléctrico.

Los empresarios del sector lamentan la nula rentabilidad que se pueda obtener de este servicio y los elevados costes de las instalaciones | «No se puede exigir a los empresarios perder dinero», asegura el presidente Provincial de Estaciones de Servicio, Alfredo Soto Fernández

Las gasolineras de siempre dejarán, en teoría, ver un nuevo perfil en muy poco tiempo. Ocurrirá en apenas 27 meses. Este es el plazo que tendrán como máximo las 157 gasolineras leonesas para presentar y ejecutar un proyecto de transformación en 'electrolineras'.

Así lo recoge el borrador de la ley de cambio climático y transición energética que está preparando el Gobierno central a través del Ministerio para la Transición Ecológica.

Los plazos para iniciar la reconversión varían en función de las ventas de cada estación. Para las que en 2017 hayan tenido un volumen igual o superior a 10 millones de litros, deberán presentar un proyecto ante la Dirección General de Política Energética y Minas en los nueve meses siguientes de la entrada en vigor de la nueva ley.

En él se detallarán las condiciones técnicas de la actuación y un presupuesto económico. Una vez finalizada esta primera fase, los titulares de estas gasolineras tendrán un año para ejecutar su proyecto.

Las que el pasado ejercicio tuvieran unas ventas entre los 5 y los 10 millones de litros tendrán más tiempo para presentar el proyecto, concretamente quince meses.

Las zonas

No contarán con este margen extra sin embargo en la ejecución del mismo, pues tendrán al igual que las otras un año para llevarlo a cabo. Estos mismos plazos se repiten para aquellas estaciones que no alcancen ninguno de los volúmenes de ventas anteriores, pero sí lleguen al menos a un 10% de las anuales totales de la provincia, ciudad autónoma o isla donde se ubiquen.

El anteproyecto de ley recoge, asimismo, que los puntos de recarga a instalar deben ser de una potencia igual o superior a los 22 KW y debe proceder de fuentes renovables.

Además, los titulares de las gasolineras deberán garantizar un número adecuado de estas instalaciones. Únicamente quedarán exentas de estas obligaciones que marca el borrador de ley presentado por la ministra Teresa Ribera aquellas estaciones en las que los accesos y espacios sean insuficientes o supongan un riesgo para la seguridad en materia de incendios.

No obstante, el anteproyecto contempla la posibilidad de modificar estos criterios y también los anteriores referentes al volumen de ventas cuando la ministra Ribera lo considere.

León rechaza la medida

Para los empresarios la situación que ahora se plantea presenta algunos e importantes 'peros'. Uno de ellos su elevado coste: unos 40.000 euros en la instalación y 16.000 por la acometida, además de otros gastos que elevan el coste hasta los 100.000 euros. A todo ello se unirá un elevado pago mensual por potencia contratada y que ascendería a 600 euros mensuales.

Para el presidente de la sociación Provincial de Estaciones de Servicio, Alfredo Soto Fernández, «esto parece un globo sonda que se ve superado por la realidad». Según Soto «la inversión no compensa en la mayoría de las estaciones».

Además remarca en que la mayoría de las estaciones «no pueden acometer estas instalaciones por su elevado coste y la única forma de hacer realidad esta decisión sería con apoyo institucional». «Desde luego lo que no se puede exigir es perder dinero en su negocio», ha remarcado.

Hoy por hoy, incide Alfredo Soto, «no es rentable» tener este tipo de instalaciones y aún se tiende más a otro tipo de carburantes.

Temas

León
 

Fotos