https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Los funcionarios plantan cara a la Junta y exigen recuperar la jornada laboral de 35 horas

Concentración frente a la delegación territorial de la Junta organizada por CSIF León para exigir la jornada laboral de 35 horas para los trabajadores públicos. / Campillo

El sindicato CSIF reclama de nuevo a la Junta que afronte una negociación «comprometida, rigurosa y con voluntad real»

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Recuperar la jornada laboral de 35 horas.

Bajo esta reivindicación, decenas de funcionarios de la Junta de Castilla y León se han concentrado este martes a las puertas de la Delegación Territorial para reclamar un derecho que fue sellado en el acuerdo alcanzado en el año 2015.

Tres años después y a punto de concluirse la legislatura, según denunciaron, la Junta de Castilla y León ha dado la callada por respuesta frente a los avances alcanzado en diferentes puntos del país, como en Andalucía o Extremadura, donde ha recuperado la jornada de las 35 horas.

«Ya se ha recuperado en Andalucía, Extremadura, se está negociado en La Rioja y Asturias y se está avanzando en Canarias así como en muchas comunidades, que incluso tiene mayores problemas de déficit mayores que Castilla y León. Es más, en la Diputación ya han implantado las 35 horas por lo que si otros lo han hecho también es posible que la Junta siga sus pasos», señaló Hipólito Riesco, responsable de Csif León.

Una concentración que también sirvió para cargar contra la implantación de una carrera profesional que, denunciaron, plantea trabajadores de primera y de segunda así como una oferta pública que se aleja a las necesidades y a las promesas políticas.

«Queremos se corrija el planteamiento del PP en las Cortes y se haga posible que carrera profesional sea idéntica para todos», señaló Riesco, que además denunció la parálisis de la oferta pública.

La recuperación de la jornada de las 35 horas afecta a 14.500 funcionarios de la provincia de León e indirectamente a los 6.500 de la administración local que siguen los pasos de la Junta así como a los 1.230 funcionarios de la Universidad de León

«El abandono al que nos han sometido es absoluto. No se quieren tomar medidas por si cambia el gobierno y las medidas que se toman parecen más un cheque político que avances reales en los derechos perdidos por los trabajadores».

Una sonora protesta en la que han exigido la dimisión de los consejeros de Presidencia, Educación y Sanidad y que ha servido de llamada de atención a los políticos a los que han advertido que pronto hay un proceso electoral.

«En pocas semanas pedirán a los empleados públicos su voto, ante las elecciones generales y autonómicas y municipales», señalaron desde Csif, que exigieron que se siente en la mesa y afronten una negociación «comprometida, rigurosa y con voluntad real» para aplicar la jornada de 35 horas.