Dulzaina y tamboril, cura y tarasca

Los 'Gigantes y cabezudos', un clásico festivo, recorren las calles de la capital para animar a vecinos y visitantes a concurrir a los diferentes actos programados con motivo de las Fiestas de San Juan y San Pedro

Los cabezudos, protagonistas durante las fiestas, este martes recorriendo el centro de la ciudad. / Sandra Santos
LEONOTICIASLeón

Son altos como 'gigantes', con sus tres metros y medio de altura, y su figura es tan voluminosa que les hace ser vistos como 'enormes' figuras de otro tiempo. A ellos les corresponde animar las fiestas en esta ocasión al ritmo marcado por la dulzaina y el tamboril.

Este martes 'el leonés', 'la leonesa', 'la mora', 'el moro', 'la pícara', 'el cura' y 'la tarasca' han llevado al centro de la ciudad, como en cada jornada, su animosa invitación a vecinos y visitantes para concurrir a los diferentes actos programados con motivo de las Fiestas de San Juan y San Pedro

De la mano de la Asociación a Paso de Gigante, que custodia y salvaguarda estos tesoros de la cultura popular y personajes históricos de la ciudad, se han convertido de nuevo en los protagonistas de la media tarde.

Llamada a todos los leoneses

Con un baile que parece imposible para estructuras que alcanzan en algunos casos los 50 kilos de peso, los 'gigantes' se han visto arropados por sus fieles escuderos, los cabezudos.

Unos y otros, de la mano, han realizado todo tipo de diabluras recordando a quienes han salido a su paso que el actual es un tiempo de fiesta, distracción y buen humor.

Hasta el final de las fiestas estos personajes seguirán recorriendo la ciudad, llamando a la puerta de todos los leoneses para que salgan a disfrutar y a admirar la presencia de los más increíbles 'gigantes' y 'cabezudos'.

Temas

León