No hay romería sin homilía

La explanada de la Basílica de la Virgen del Camino vuelve a ser el escenario de la misa en honor a San Froilán, donde los productos de la tierra han compartido protagonismo con el santo

Un momento de la homilía. / Inés Santos
I. SANTOS | S. FERNÁNDEZ La Virgen del Camino

Tan tradicional como la misa comienza a ser el calor reinante en la Virgen del Camino. Cada 5 de octubre la romería de carros y pendones culmina en la homilía. Tampoco podía faltar en la de San Froilán.

El parque anexo a la basílica fue el escenario de la misa, que comenzó con la tradicional ofrenda al santo donde las flores y los productos de la huerta compartieron protagonismo como representantes de los colores de la tierra y al esfuerzo y el esmero de sus gentes.

La homilía fue oficiada por el obispo de León, Julián López en un solemne acto, de duración cercana a una hora, que sirvió para venerar un año más la figura del ilustre patrón de la Diócesis de León, un milagrero al que 1.100 años después siguen rindiendo culto sus fieles, al que se le colocó la tradicional cuelga como colofón en el interior de la basílica.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos