Explosión fiestera y peñista

El color inunda las calles del centro de la capital con el desfile de peñas, un acto que cada año arraiga más en la agenda de San Froilán

Un peñista empina el codo durante el desfile de peñas. / Noelia Brandón
N. BARRIO León

La fiesta vuelve a estallar. Las peñas ya están aquí. San Froilán sale de nuevo a la calle. Aunque con menos calor que en otras ocasiones, la marcha multicolor peñista ha vuelto a llenar el centro de la capital leonesa. La música de charanga y las pancartas anunciaron la celebración de un San Froilán que abandera el buen rollo y la diversión.

Pasado el medio día cerca de una veintena de peñas desfilaron por el centro de la ciudad haciendo sonar instrumentos y bailando al son de las canciones más fiesteras. De esta manera celebran el ocaso progresivo de las fiestas patronales aunque aún queden horas de diversión.

Peñas míticas de la mano de las nuevas han paseado cantando, bailando y bebiendo al ritmo que marcaban los platillos, bombos y el metal de las charangas.

La jornada será larga para los peñistas de la ciudad ya que, una vez concluido el pasacalles, se dirigen a la Plaza Mayor para disfrutar de una comida de hermandad.

Un estallido de fiesta, color y música para un San Froilán que se vive en la calle.

Temas

León