Faustino Sánchez compromete diálogo «con todos» y ser «leal transmisor» de las necesidades de los leoneses

Faustino Sánchez toma posesión de su cargo. / Noelia Brandón

El nuevo subdelegado del Gobierno en León toma posesión de su cargo con el objetivo de garantizar la seguridad y enfatizando en erradicar la violencia de género y la despoblación en la provincia

RUBÉN FARIÑAS

Con fuerza e ilusión, preparado para propiciar el diálogo y con el objetivo de garantizar la seguridad y combatir la violencia de género y la despoblación.

Esas han sido las líneas maestras expuestas por el nuevo subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, y que ha mostrado en su toma de posesión.

Bajo una enorme expectación y rodeado de cargos estatales, la clase política, militar, familiares y amigos, el representante del Estado en la provincia se ha posicionado como «leal transmisor de las necesidades de los ciudadanos de todos los rincones de la provincia».

Todo ello con una clara misión: «Mejorar las condiciones de vida de los leoneses y de las personas más vulnerables», ha manifestado durante el acto realizado en la Subdelegación de Gobierno.

Hijo de una asturiana de Mieres y de un ferroviario maragato destinado en Palencia, este médico y sindicalista toma el relevo de Teresa Mata, a quien ha agradecido su «disponibilidad y amabilidad» en el traspaso de poderes, y afronta su cargo para garantizar un futuro a León.

«Entre los objetivos que debe perseguir la provincia está reducir el paro, recuperar la industria y dar una oportunidad a las cuencas mineras», ha explicado el nuevo subdelegado. Para ello contará con el apoyo de Pedro Sánchez quien es «consciente de la situación y trabaja por romper esa tendencia», aunque reconoce que sería injusto pedirle al nuevo presidente que haga «en dos años lo que no se hace en siete, pero sí que ponga las bases para la recuperación».

Las primeras palabras para el nuevo representante del Estado en la provincia han sido de agradecimiento para Virginia Barcones, la delegada del Gobierno en Castilla y León, quien ha insistido en el mensaje de lucha contra la violencia machista.

En este sentido, Faustino Sánchez ha utilizado palabras de Barcones para recordar que se trata de «una salvajada inasumible por una sociedad que presume de ser civilizada».

La representante del Estado en la comunidad ha expuesto los datos que afianzan a la provincia como una tierra «segura» con un número de infracciones penales inferior a la media «aunque debemos mantenernos en guardia».

Los datos de la provincia

La provincia de León cuenta con una superficie de 15.500 metros cuadrados y 211 municipios. Ese deberá ser el territorio sobre el que actúe el nuevo subdelegado del Gobierno.

Entre sus luchas estará la despoblación, ya que la tendencia apunta a que en 2030 León contará con 421.000 habitantes, perdiendo unos 45.000 ciudadanos en una década.

También serán responsabilidad de Faustino Sánchez los 29.000 empleados públicos leoneses y los 7.700 empleados leoneses de la Administración Pública Estatal.

Para la protección de los ciudadanos contará con medio millar de miembros de la Policía Nacional y 1.500 guardias civiles que velarán por la provincia. Las cifras de criminalidad se han reducido y las infracciones penales son 31 por cada 1.000 habitantes, muy por debajo de la media española que es de 45 por 1.000 ciudadanos. Además, se produjeron en 2017, 1.100 robos con violencia en domicilios y establecimientos, lo que supone una bajada del 25%. También tratarán de evitar los casos de violencia contra la identidad sexual, que tuvo 60 personas afectadas, y las más de 1.000 denuncias por violencia de género y los 541 casos que permanecen activos en la provincia.

El nuevo subdelegado ha recordado las posibilidades de León, una tierra «rica en materias primas, de contrastes y de gente regia y trabajadora» pero que vive masacrada por la despoblación en zonas como la montaña leonesa «con ciudadanos de segunda con menos servicios»; El Bierzo, «una tierra fértil y legendaria que espera salir de la severa crisis y la marginación»; o las cuencas mineras «a las que no podemos abandonar».

Desde hoy, Faustino Sánchez se muestra «a entera disposición» de los leoneses y espera «dejarse la piel» durante un nombramiento de carácter provisional.