La Escuela Pública anima a la matriculación en la única «educación transparente, plural y democrática»

Acción para fomentar la matriculación de la escuela pública. / S: Santos

La plataforma en defensa por la Escuela Pública exige poner freno a los convenios concertados, que el dinero púbico se destine sólo a la educación pública para que «el que quiera privilegios se los pague»

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

«Matrícula a tus hijos en la Escuela Pública. Es la de todos». Es la invitación que este miércoles han lanzado desde la Plataforma en Defensa por la Educación Pública a padres y alumnos coincidiendo con la apertura del periodo de matriculación el próximo 21 de marzo.

Una acción directa a impulsar, según han advertido, la única educación que garantiza la equidad y la pluralidad, la educación impartida y gestionada por funcionarios, que es democrática, trasparente y diáfana a la sociedad.

Una enseñanza, han continuado, que es gratuita y está al servicio de todos, sin excepción, que carece de ideología añadida, educada en libertad, en convivencia y en solidaridad; una educación que es menos gravosa para las familias y el conjunto de la sociedad y que, según lo constatan los datos, es la mejor.

Un llamamiento que han canalizado a través de los medios de comunicación y que busca poner freno al «despilfarro» del dinero público que, según han denunciado, suponen los conciertos educativos.

Nuestro objetivo es el de promocionar la matriculación de la educación pública frente a las campañas de publicidad que realizan los centros concertados y a la censura que nos impone la propia administración. La matriculación en la escuela pública consideramos que es la mejor», señaló Javier Sarmiento, portavoz de la plataforma.

Más aún cuando el único objetivo de los centros concertados, remarcaron, es la de buscar la rentabilidad, como lo denota la ausencia de un solo concierto en el medio rural.

Las empresas lo que quieren es ganar dinero, donde no es rentable la educación concertada allí no se sitúan, sólo en los núcleos urbanos. Es necesario reducir estos conciertos dado que no son necesarios. Los fondos públicos deberían ir a la educación pública. El que quiera privilegios que se los pague», remarcó Sarmiento.

Por ello, han instado a la sociedad leonesa a sumarse a la educación pública a la par que han exigido a la administración a poner freno a un modelo educativo basado, según han denunciado, en privilegios y la desigualdad de trato y en la que la selección de los alumnos se realiza en base a aportaciones económicas.