Los empleados públicos de León piden recuperar derechos perdidos y una convocatoria de plazas

Los empleados púbicos se concentran en la sede de la Junta en León. / Noelia Brandón

Una concentración de funcionarios a las puertas de la sede de la Junta de Castilla y León han pedido la recuperación de las 35 horas laborales, una carrera profesional y una convocatoria de plazas que cubran las bajas del 80% de la plantilla en los próximos diez años

I. SANTOS
I. SANTOSLeón

Los funcionarios públicos salen de nuevo a la calle para pedir que no se sigan incumpliendo pactos y que se convoquen oposiciones. Desde Comisiones Obreras han estimado que en 10 años el 80% de la plantilla actual dependiente de la Junta de Castilla y León va a estar jubilada y el ritmo de renovación de la misma no es el adecuado.

Laura Martínez, Secretaria Sección Sindical CCOO Junta Castilla y León, recuerda que han hablado con los diferentes partidos candidatos a la presidencia de la Junta de Castilla y León, pero las esperanzas no pasan por uno u otro partido. «Hablamos y seguiremos hablando con todos los partidos, con los que entren y los que salgan», asegura Laura Martínez.

«Con el PP hemos estado negociando, no hemos llegado a nada», lamenta la secretario de la sección sindical, quien remarca que «se están inclumpliendo acuerdos firmados, estamos trasladando a todos las reivindicaciones que pedimos».

A finales de año se habrán jubilado en la provincia leonesa 160 funcionarios y sus plazas no están cubiertas, ni van a serlo con el concurso de traslados convocado actualmente.

Los funcionarios se han concentrado este viernes ante la sede de la Junta de Castilla y León en la capital para pedir avances en sus puestos, que van desde la recuperación de las 35 horas semanales a diferentes fórmulas que mejoren sus condiciones laborales. Los empleados públicos concentrados han pedido también un plan de igualdad, «la Junta debería ser pionera y dar ejemplo en ámbitos como este y nosotros no tenemos».

También han criticado la pérdida de poder adquisitivo que en los últimos diez años cifran en casi un 15% y cómo en los pequeños ayuntamientos se han recuperado derechos perdidos, mientras ellos siguen escuchando disculpas de la Junta de Castilla y León.