La ejecuciones hipotecarias sobre viviendas suben un 15,8% en el último año, frente a la caída del 40,7% del país

La ejecuciones hipotecarias sobre viviendas suben un 15,8% en el último año, frente a la caída del 40,7% del país

Las fincas hipotecadas se incrementan un 10% en Castilla y León

ICAL

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas subieron en Castilla y León el pasado año un 15,8 por ciento, al pasar de las 739 contabilizadas en 2017 a las 856, incremento que contrasta con la subida del 40,7 registrada a nivel nacional, hasta 25.903 según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De las 865 viviendas hipotecadas en la Comunidad, un total de 145 eran de segunda mano y 720 nuevas, mientras que 321 estaban en manos de particulares y 544 eran propiedad de entidades jurídicas. Además de las viviendas, el pasado año se ejecutaron en Castilla y León 179 fincas rústicas, 521 solares urbanos y otras 1.286 de otra naturaleza urbana, que sumaron en Castilla y León un total de 2.851, frente a las 2.592 de 2017 (un10 por ciento más).

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el año 2018 fueron Andalucía (10.123), Valencia (10.076) y Cataluña (8.841). Por su parte, País Vasco (261), Comunidad Foral de Navarra (342) y Baleares (802) registraron el menor número. Comunidad Valenciana (5.242), Andalucía (5.154) y Cataluña (4.561) registraron el mayor número de ejecuciones sobre viviendas. Por su parte, País Vasco (97), Comunidad Foral de Navarra (173) e Islas Baleares (387) tuvieron los menores.

A nivel nacional, el 22,7 por ciento de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el año 2018 correspondió a hipotecas constituidas en el año 2007, el 13,7 por ciento a hipotecas constituidas en 2006 y el 13,6 por ciento a hipotecas de 2008. El periodo 2005-2008 concentró el 57,2 por ciento de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2018

Por otra parte, Castilla y León se sitúa por debajo de la media nacional de ejecuciones hipotecarias sobre el total de las viviendas hipotecadas en el periodo 2003-2017, con un 0,19 por ciento, cuando el conjunto de España presenta un 0,26 por ciento. La Rioja (0,65 por ciento), Valencia (0,40 por ciento) y Región de Murcia (0,38 por ciento) registraron los valores más altos. Por el contrario País Vasco (0,02 por ciento), Comunidad de Madrid (0,12 por ciento) y Baleares (0,14 por ciento) presentaron los más bajos.